Las cifras diarias de casos positivos de coronavirus en Argentina se superan permanentemente, la relajación en relación a los cuidados y uso de barbijo y distanciamiento social en la ciudadanía es evidente que ya no se respeta como en otros momentos de la pandemia. Por estos y otros motivos, el presidente Alberto Fernández anunció este miércoles nuevas restricciones para disminuir en forma contundente la cantidad de personas infectadas por COVID-19 en nuestro país.

Con un comunicado emitido desde la Residencia de Olivos donde el mandatario se encuentra aislado por haber sido diagnosticado con la enfermedad, se dieron a conocer las suspensiones de todos los viajes grupales (de egresos estudiantiles, turísticos y para compras), entre otras medidas, que entran en vigencia desde este viernes 9 de abril desde las 00 horas hasta el 30 de abril. «No me gusta que se haga política con la pandemia. Lo cierto es que el relajamiento social continuó en los últimos días y el virus está volviendo con más vigor. Argentina entró en la segunda ola de contagios», comenzó su discurso Fernández.

Además, en las regiones en las que el riesgo epidemiológico es elevado, se cancelan las actividades sociales en domicilios particulares y espacios públicos con más de 20 personas;, cierran los establecimientos recreativos como casinos, salones de fiestas y discotecas; también la práctica deportiva en lugares cerrados con más de 10 personas; y los bares y restaurantes deberán finalizar su labor diaria a las 23 horas.

Al respecto de esta última medida que refiere al horario de circulación, se prohíbe de 0 a 6 de la mañana según cada jurisdicción. Asimismo, en lo que respecta a actividades culturales, sociales y religiosas, gimnasios, cines y teatros, el aforo máximo permitido es del 30% de su capacidad.

Finalmente, en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) solamente podrán hacer uso del transporte público quienes se consideran personal esencial, la comunidad educativa y expresamente autorizados. «Las próximas tres semanas son clave… y cuanta más alta sea la transmisión, más medidas tomaremos», advirtió Fernández.