Tras la primera elección primaria realizada en Salta, dos de los distritos más importantes del país ya eligieron quiénes disputarán las gobernaciones y principales cargos legislativos en las elecciones generales.

Santa Fe: El sueño del PRO

El resultado fue muy ajustado, por poco más de 5.000 votos el precandidato más votado fue Miguel Del Sel (Unión PRO). El exintegrante del grupo cómico MIDACHI ya había sido candidato en las últimas elecciones a gobernador donde quedó segundo tras Antonio Bonfatti del Frente Progresista Cívico y Social.  Del Sel obtuvo 481.278 sufragios (32,2%), mientras que los competidores por el FPCyS, el socialista Miguel Lifschitz y el radical Mario Barletta, alcanzan 475.785 votos (casi 31%). Solo 5.493 sufragios de diferencia. Si la distancia la tomamos respecto del precandidato más votado del Frente se amplía a 145 mil.
El total de votantes fue de 1.694.775 votos, lo que significa una concurrencia a las urnas de un poco más del 65%, ya que el padrón es de 2.573.431.
Recordemos que al ser las primarias solamente se define, en los casos que haya lucha interna, quién será el representante de la agrupación en los comicios del 14 de junio. El exintendente de Rosario, Miguel Lifschitz, ahora apuntará a mantener dentro del Frente los votos de Barletta y descontar la pequeña luz del macrismo para seguir manteniendo en la fuerza de centroizquierda el poder provincial.
El kirchnerismo que presentaba en la cabeza de la fórmula al exintendente de Rafaela y actual diputado nacional, Omar Perotti, llegó a los 327.126 votos y se ubicó en un expectante tercer lugar. En la interna del Frente Renovador resultó triunfante Oscar Martínez, quien sacó 63.358 votos, con lo cual se quedó con la candidatura por sobre el dirigente agropecuario Eduardo Buzzi (que alcanzó 51.957).
Tras conocer su triunfo en las primarias, Del Sel expresó su euforia y se mostró muy emocionado. El líder del PRO, Mauricio Macri, señaló que «esto reafirma la idea del cambio que se viene». Además pronosticó que «gran parte de los votantes de Barletta van a ir para Del Sel, y aún algunos de (Omar) Perotti, y Miguel va a consolidar un resultado final muy bueno». Asimismo, calificó la performance del cómico como «increíble» y sostuvo que es la muestra de «un crecimiento fenomenal» del PRO en la provincia.
En lo que hace a la elección de diputados provinciales, el Frente Progresista obtuvo un contundente triunfo con el gobernador Antonio Bonfatti, quien ganó en la interna de su partido al obtener casi el 70% de los 641.943 votos del FPCyS. Segundo quedó el precandidato del Frente Justicialista, Héctor Cavallero, como el más votado y tercero quedó Roy López Molina, del PRO.

El radicalismo quiere volver a Mendoza

Alfredo Cornejo, candidato del Frente Cambia Mendoza, triunfó en las internas por sobre los tres precandidatos del kirchnerismo.
Con el 90% de las mesas escrutadas, el Frente Cambia Mendoza (una alianza integrada entre la UCR, PRO y el Frente Renovador) obtiene 390.537 votos, un 45%. Segundo se ubica el FPV que consigue a nivel global el 40,1% de los sufragios. Dentro de la interna kirchnerista el claro ganador es el senador Antonio Bermejo, respaldado por Daniel Scioli y el mandatario mendocino «Paco» Pérez. De los 350.943 votos del FPV, Bermejo sacó más del 60%. Eliminados quedaron el diputado nacional Guillermo Carmona, con el 11,43%, y el exministro de Salud provincial Matías Roby.
Inclusive el magro guarismo de Roby, 4,17 por ciento fue inferior a lo obtenido por la candidata del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Noelia Barbeito que, con un 7%, superó el piso y estará en los comicios del 21 de junio.
Cornejo señaló que «esperamos que quienes están en el gobierno acepten esta contundente derrota y acepten con hidalguía que Mendoza quiere un cambio». Por otra parte, dijo que es «reconfortante tener un apoyo tan grande de la ciudadanía de Mendoza» y se comprometió junto a su compañera de fórmula, Laura Montero, a «seguir en este mismo ritmo de trabajo contundente, de solidez en nuestras propuestas».
Pese que tuvo un fuerte apoyo del PRO, el radical no mencionó a Macri o Massa en su discurso, y afirmó que «esta es una elección puramente provincial. Las lecturas nacionales son esperables, pero queríamos tener esta foto sin interferencias de candidaturas presidenciales». Al que sí agradeció fue a su jefe partidario, Ernesto Sanz, «que es mi candidato a presidente».
Finalmente, el que se subió al triunfo en Mendoza fue Macri, quien aseguró que «Mendoza está lista para dar un salto de calidad muy importante, porque tiene una dinámica y una potencia que hasta ahora no ha podido desarrollar. Queremos un futuro mejor para todos los argentinos y para eso trabajaremos en conjunto».