Se hizo la luz en varios aspectos. Sabella eligió bien a los jugadores, que tuvieron muy poco tiempo para afrontar un partido ante Brasil. Fue un solo día en el predio de Ezeiza, con los convocados que venían de jugar la 16° fecha del Torneo Inicial. No todos eran futbolistas del campeonato local: Montillo, Barcos, Guiñazú y Juan Manuel «el burrito» Martínez juegan en equipos brasileños.

Gino Peruzzi. Foto: Fotobaires
Gino Peruzzi marcó, recuperó y se proyectó por la derecha. Es un jugador que nada tiene que envidiarle a un «cuatro de Selección» y puede ser perfectamente un lateral derecho. Francisco Cerro fue el otro gran valor de Vélez en la noche de La Boca, y bien podría ser una alternativa a Fernando Gago, uno de los mejores jugadores de la selección “europea”.
Cerro y Peruzzi, de Vélez, dejaron conforme a Sabella y, por el rendimiento que tuvieron, no tendría que ser una sorpresa que sean convocados para jugar el próximo mundial. Además, no les tembló ni un poco enfrentar a un monstruo como Neymar o a otro crack como Fred.
Brasil arrancó mejor, manejando mejor la pelota en el ataque con Thiago Neves, Fred y Neymar. Por otra parte, la Selección lograba inquietar al rival por arriba, con centros para Sebastián Domínguez o Lisandro López.
Lisandro Lopez y Neymar. Foto: TELAM
Neymar tiró una ráfaga de fútbol: una escapada por la izquierda y con control de pelota puro. Se sacó de encima a Lisandro López y a dos jugadores más, vio a Fred pero la pelota dio en el pie de Domínguez, que frenó la bola. Iban 13 minutos del primer tiempo y Brasil avisaba.
El burrito Martínez encaraba por los costados, tiraba la individual y los defensores de Brasil tenían que frenarlo con fouls. A los 24 recibió un pase a media altura de Seba Domínguez e intentó una media tijera que se fue cerca del arco rival.

Corrían 33 minutos y Arouca sacó un pase cruzado desde el medio que Neymar dominó sin problemas. Frente a Orión tenía casi asegurado el gol pero decidió picarla antes que definir por abajo. Finalmente, la pelota se fue por arriba del travesaño.
Una apuesta interesante el 3-4-1-2, con Montillo de enganche y con participación, con la pelota, ejecutando centros, llevándola al ataque. Es importante volver a tener un volante creativo en la ofensiva y es algo que hoy por hoy no se ve seguido. ¿Y por qué no tener a mano al exjugador de San Lorenzo para los partidos de Eliminatorias?
El segundo tiempo no fue bueno, Argentina quedó cada vez más lejos del arco de Brasil y recién en la mitad del complemento se arrimó al área rival. Hernán Barcos se fue de la cancha y lo reemplazó uno de los protagonistas de la noche: Ignacio Scocco. El delantero de Newell’s es picante, define bien en velocidad, tiene buena pegada y es goleador. No tiene nada que envidiarle a un atacante argentino que esté en Europa.

Scocco. Foto: DyN
Tres goles en tan solo 10 minutos sacudieron al partido. A los 34 minutos de la segunda etapa, Peruzzi rompió la línea del mediocampo de Brasil. La pelota llegó a Montillo, que esperó el momento justo para asistir a Martínez. El delantero del Corinthians fue derribado afuera del área. El Árbitro chileno cobró penal y Scocco pateó fuerte y cruzado para cambiarlo por el primer gol del partido.
La alegría iba a durar poco: tan solo cuatro minutos. Jean estaba en el centro de la medialuna, remató cruzado al ras del suelo y Fred encontró en el borde del área chica una pelota que pinchó frente a Orión. Sin la más mínima intención de pegarle para hacer el gol, el delantero brasileño tuvo a la suerte de su lado y salió una pelota que entró mansa y con efecto en el arco.
Tiempo cumplido, corría el descuento y el burrito Martínez se avivó. Metió una jugada combinada con Montillo, que corrió para asistir a Scocco. El goleador rosarino acomodó el cuerpo, definió con cara interna para ponerla al palo izquierdo de Cavalieri y hacer que la cancha festeje. En los 90, Argentina lo ganó de arremetida.
Había que definir todo en los penales, porque el partido de ida también había terminado 2 a 1, pero aquella vez a favor de Brasil.
Foto: Telam
Martínez no pudo ante Cavalieri, Montillo la tiró por arriba del travesaño y los brasileños estuvieron mucho más sólidos desde los 12 pasos. Orión pudo atajarle el remate a Carlinhos. Luego, el arquero de Boca convirtió y la Selección tenía chances de seguir si le atajaba el remate a Neymar. La estrella del Santos le pegó a la izquierda y Orión había optado por tirarse a la derecha. Fin de la historia, Brasil ganó la definición por 4 a 3 y se quedó con la Copa del Superclásico de las Américas, como en 2011.
A pesar de perder la serie, Sabella dijo que se fue conforme con lo hecho por los jugadores y más de uno tendrá seguramente su oportunidad en Brasil 2014. Será al lado de Messi, Higuaín, Agüero y compañía. Buena imagen de esta selección “local”, con mucho para rescatar. Tomen nota, que algunos chicos de Vélez y un delantero de Newell’s pueden darnos más de una alegría.
Las frases de Sabella
“Me voy satisfecho porque hicieron un gran trabajo. Le ganamos a Brasil, pero ellos tuvieron más eficiencia en los penales.”
“Sólo tuvimos un día de entrenamiento y le jugamos de igual a igual a Brasil.”
“Tuvimos buen juego a lo largo del año, los resultados reflejaron lo que se hizo en la cancha.”
A continuación te mostramos el resumen del partido y la serie de penales.

Deja una respuesta