La industria de los automóviles eléctricos en Latinoamérica creció en los últimos años. Pese a que aún se trata de un tipo de vehículos de nicho lejos de compararse con mercados como el asiático, europeo o norteamericano, los indicadores marcan que en tiempos venideros movilizarse mediante esta vía será una opción para la sociedad.

Precisamente, según la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible de Colombia (ANDEMOS), 118.191 autos híbridos y eléctricos fueron matriculados el año pasado en la región, es decir, creció 107,1% en relación al año anterior (57.078). «El segmento de mayor crecimiento fueron los vehículos híbridos sumados híbridos enchufables (PHEV) e híbridos no enchufables (HEV) con 110,1%, mientras que los vehículos totalmente eléctricos (BEV) crecieron un 57,3%», detallaron desde la entidad.

«Latinoamérica enfrenta muchas de las barreras de entrada típicas para expandir el uso de vehículos eléctricos, y cuenta con pocos de los incentivos que han ayudado a la venta de estos vehículos en otras regiones del mundo», advierte el informe de la organización. «Las barreras más importantes para la entrada son los altos costos de venta y la falta de infraestructura para la carga de baterías. Existe preocupación sobre la capacidad de la red eléctrica y también sobre la competencia de otras industrias”.

Al respecto de la tendencia ascendente, el presidente de ANDEMOS, Oliverio Enrique García Basurto, afirmó que «el acelerado aumento de vehículos híbridos en América Latina son una señal que esta tecnología es la estrategia adecuada en las aspiraciones de alcanzar un sector transporte cero emisiones toda vez que es más probable que un consumidor de un vehículo híbrido escale a vehículo eléctrico en su próxima compra”.

Además, «por países, el listado donde más vehículos eléctricos e híbridos se matricularon son en primer lugar México con 44.783 unidades seguido por Brasil con 34.990 unidades y Colombia con 17.702 unidades». Por su parte, en el primer trimestre de este año, Argentina se ubica en el 9° puesto con 12 automóviles matriculados frente a Colombia (1° con 1.097), México (2° con 570), Costa Rica (3° con 420), Brasil (4° con 246) y Chile (5° con 196).

«En 2021, y por cuarto año consecutivo, Colombia lideró el segmento de vehículos totalmente eléctricos en la región. Y para 2022, las cifras apuntan a que el país tendrá el liderazgo por quinta vez: en los cuatro primeros meses del año, se han registrado 1.331 unidades», aseguró García Basurto. Por otro lado, en cuanto a vehículos híbridos Colombia está en el tercer puesto porque el mercado está dominado por México y Brasil, con 42.447 y 32.130 unidades matriculadas en 2021, respectivamente. «Es más probable que un consumidor de un vehículo de combustión interna migre primero a un vehículo híbrido, que directamente a un vehículo eléctrico. Por la diferencia en precios entre estos dos y por las limitaciones que pueden presentarse a raíz de la falta de condiciones adecuadas de infraestructura que permitan esta migración», explicó. «Asimismo, es más probable que un propietario de un vehículo híbrido escale a uno eléctrico en su próxima compra, a que vuelva a un vehículo de combustión interna».

Finalmente, ANDEMOS concluye sobre la importancia de «promover la expansión del transporte impulsado por la electricidad en Latinoamérica» porque «ofrecería muchos beneficios, como la mejora de la calidad de aire y de la salud pública, y jugaría un papel importante en la reducción de emisiones de carbono».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.