La Comisión de Fútbol Femenino decidió retrasar la vuelta de los entrenamientos para los primeros diez días de septiembre, luego de un encuentro en el que se tomó esta decisión.

Previamente, en el anuncio del retorno del fútbol en Argentina se dio como opción que el femenino regrese al mismo tiempo que el masculino. Esto se habría logrado pese a que, en un principio, solo se habría tenido en cuenta al masculino, gracias al pedido de Macarena Sánchez (que además de ser delantera de San Lorenzo de Almagro es la directora ejecutiva del Instituto Nacional de la Juventud) y Martín Lammens (Ministro de Cultura y Deportes) que se encontraban en la reunión, y con el aval del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Debido a que se decidió a último momento, sorprendió a quienes forman parte de la disciplina. Y por eso, veinticuatro horas después, se reunió la Comisión de Fútbol Femenino para determinar cuándo retornaba. Así fue que sacaron un comunicado, que firmaron los 17 clubes de Primera, donde explican porque lo mejor sería que los entrenamientos arranquen recién el 10 de septiembre. La razón para el retraso fue, principalmente, que no hubo un aviso previo y los clubes no estarían preparados para que vuelvan tan pronto. A pesar del retraso, en la nota destacan que hayan pensado en el fútbol femenino.  

Considerando que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) pagaría los testeos, la Comisión explica en su comunicado que la preparación para poder volver a entrenar consistiría en lo siguiente: adaptar los lugares y modos de entrenamiento a lo normado por el protocolo; implementar las medidas sanitarias y de higiene requeridas; organizar el traslado de las jugadoras desde y hacia los entrenamientos, porque la mayoría no tiene movilidad propia; coordinar la vuelta a los clubes de las futbolistas que están en el Interior del país o en el extranjero; y realizar una campaña de difusión destinada a las y los integrantes de los clubes con el fin de efectuar la correcta implementación del protocolo.

Si tenemos en cuenta lo antes descrito, se planteó que la vuelta a la actividad sea el 10 de septiembre. Para eso, primero planificaron una nueva reunión para el 20 de agosto, en la que se decidirá formalmente el día del comienzo de la temporada.