Este viernes en el Noticero charlamos con Silvia Almazán, secretaria general adjunta del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) sobre la situación actual del sector en la provincia y los puntos específicos que promueve el organismo para visibilizar que aún hay clases en la región.

Al respecto de este tema, «las familias también tuvieron una tarea fundamental en esto de acompañar este trabajo en contexto a distancia. Veníamos de cuatro años de desfinanciamiento de la Educación Pública en la provincia. Cuatro años de ajuste, de recorte del presupuesto, en el que aquellas condiciones si se hubiera dado continuidad de algunos programas, políticas e inversión, es decir, recursos puestos en educación, seguramente el primer año de esta pandemia lo hubiéramos atravesado de manera diferente. Y este año también, si hubiera seguido el programa Conectar Igualdad que implicaba la entrega de netbooks pero también la expansión en todo el país a través de la obra pública de todo lo que tenía que ver con la conectividad».

Además, Almazán afirmó que «seguimos dando clases. Ese es el punto central en nuestra jurisdicción. Las clases, con diferentes formatos y formas organizativas de la escuela, siguen desarrollándose».

Finalmente, sobre la decisión en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de suspender las clases una semana y la puja por la presencialidad en las aulas, «pareciera ser una política sin sentido pero tiene un proyecto. Primero, con políticas que desfinanciaron la Ciudad 10 puntos porcentuales perdió la inversión educativa en Educación Pública. El Plan Sarmiento, uno específico de la Ciudad, destinado precisamente a tecnología y conectividad, los recursos que eran varios cientos de millones se destinaron a la Educación Privada. Se eliminaron de este programa. Hay que recordar que la Ciudad de Buenos Aires es la jurisdicción de nuestro país con más recursos en relación por cada uno de nuestros habitantes. Sin embargo, sigue sin garantizarlo». Además, recordó que «hay un discurso que intentó disputar la política educativa sobre la presencialidad y no presencialidad. Con esto de ‘abran las escuelas’, invisibilizando todo el trabajo que hicimos el año pasado, cuestionando la política sanitaria, recordemos que judicializó un decreto nacional para seguir llevando adelante en un contexto sanitario muy complejo y poco solidario, porque el Conurbano forma un mismo bloque geopolítico junto con la Ciudad de Buenos Aires.»

Audio completo de la nota