Dialogamos en el Noticero con Camila Cabana, coordinadora del Frente Universitario Sur, que junto a la organización Jóvenes de Pie y otras agrupaciones sociales se movilizaron este viernes hacia el Ministerio de Educación porteño con el lema «Sin conectividad no hay educación» para «solicitar a las autoridades gubernamentales que pongan en acción políticas públicas de inclusión que aseguren y permitan efectivizar el acceso a la educación en este contexto de acusaciones cruzadas por la presencialidad y no presencialidad entre el Gobierno Nacional y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. A nosotros nos parece fundamental poner sobre la mesa la problemática de falta de conectividad que tanto aqueja a jóvenes de Argentina».

«Este es un problema que trasciende a la pandemia y las clases virtuales», asegura Cabana, al tiempo que detalla que «casi 60% de los chicos y chicas de 0 a 14 años se encuentran bajo la línea de pobreza y 49,2% de jóvenes de entre 15 a 30 años también se encuentran bajo la línea de pobreza. Entonces, nos corresponde preguntarnos no solamente por la educación y acceso a dispositivos móviles sino también qué puede hacer con una computadora un chico o chica que no tiene un plato de comida».

Finalmente, la referente comparte que, según el Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP), dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, «hay más de 4 millones de personas imposibilitadas para acceder a internet ni con recursos económicos para obtenerlos».

Audio completo de la nota