La Provincia de Buenos Aires puso en marcha una campaña de prevención de la violencia obstétrica, brindando herramientas a las mujeres para poder conocer lo que es este tipo de violencia y lugares donde realizar la denuncias pertinentes.
¿Qué es la violencia obstétrica?
Es una forma de violencia contra la mujer y está enunciada en dos leyes nacionales y vigentes: la Nº 25.929 (de los Derechos de Padres e Hijos Durante el Proceso de Nacimiento) sancionada en 2004 y aún sin reglamentar, y en la Nº 26.485 (de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los Ámbitos en que Desarrollen sus Relaciones Interpersonales).
Se trata de un tipo de violencia bastante silenciada y naturalizada, que muchísimas mujeres sufrimos, tanto a nivel físico como psicológico, por parte de los profesionales de la salud en el momento del trabajo de parto, parto y nacimiento, como también luego de un aborto.
Política pública para prevenir la violencia obstétrica en la provincia de Buenos Aires
Se estableció una política pública con perspectiva de género donde se trabaja con profesionales de la salud y con mujeres para que sean herramientas que perpetúen mas allá de la práctica de un sujeto o un médico en particular.
El Observatorio de Violencia de Género, el Ministerio de Salud y el Consejo Provincial de las Mujeres establecieron un protocolo donde se visibilicen lugares donde se establece qué es la violencia obstétrica, se sepa cómo realizar reclamos frente a situaciones de violencia obstétrica y se realice un circuito para recibir los reclamos.
Esto ayuda a que los médicos y la comunidad general conozca las leyes y los derechos al momento del parto o de un post aborto.
Lamentablemente, en la actualidad en los ámbitos hospitalarios, públicos o privados no se tiene conocimiento de estas cuestiones y, por lo tanto, no se aplican ni a nivel de los trabajadores de la salud ni de las pacientes para que puedan exigirlas.
Recién ahora, a casi diez años de la sanción de la Ley 25.929, se está poniendo en conocimiento de los médicos y de la comunidad en general para lograr una aplicación de esta ley que habla de atención digna al momento del parto y donde se respeten sus derechos.
Para lograr esto se estableció que la Defensoría del Pueblo sea la encargada de recibir este tipo de denuncias y, a partir de allí, activar el circuito de atención a los diferentes casos.
¿Cómo y dónde hacer la denuncia?
Se puede realizar por medio de la línea telefónica gratuita 0-800-222-5262, al (0221) 429-2968 o por medio de la web.