La pérdida de valor del bitcoin de aproximadamente el 50% con respecto a su máximo histórico no es la única mala noticia para la criptomoneda. En los últimos días, la compañía fabricante de automóviles Tesla, de Elon Musk, anunció que vendió el 75% de la moneda digital con la que contaba en su haber.

Precisamente, estos bitcoins equivalen a unos 936 millones de dólares y ponen punto final (al menos por el momento) a una «relación» con la que supo convivir durante años y que no culmina de la mejor forma, ya que en febrero del año pasado Tesla había realizado una adquisición de criptomonedas por una cifra cercana a los 1.500 millones de dólares. En resumen, en poco menos de dos años perdieron casi la mitad de su valor.

«Al final del segundo trimestre convertimos aproximadamente el 75% de nuestras compras de Bitcoin en moneda fiduciaria», comunicaron desde la empresa a sus accionistas. Además, cabe destacar que la automotriz había dejado de aceptar bitcoins como medio de pago y Musk advirtió sobre el efecto medioambiental que provoca minar criptomonedas, por el alto consumo de energía eléctrica para producirlas.

Finalmente, vale recordar que hace poco menos de un año el bitcoin rozó los 70.000 dólares y actualmente oscila el tercio de este número, promediando los 24.000 dólares (para tener una referencia precisa, este jueves se coloca en 23.799).

Deja una respuesta