La selección tucumana de rugby volvió al ruedo después de un largo parate de tres años. En la provincia de Salta, en cancha de Jockey Club, la «Naranja» se midió con los «Mayuatos» y conquistó la Copa Martín Miguel de Güemes tras vencer a los locales por 26-20.

Con un marco imponente de público, los visitantes lograron el triunfo por lo realizado en la etapa inicial, donde propusieron las condiciones de juego, apoyaron tres tries y se fueron al descanso arriba en el score por 19-14.

En la segunda parte, los «Mayuatos» salteños apretaron el acelerador y estuvieron al frente del tanteador transitoriamente 20-19. El resultado final se definió con un try de Bruno Gómez Urrutia y la posterior conversión de José Chicco, ambos jugadores de Los Tarcos.

Previamente, los tucumanos llegaron al try por intermedio de Matías Orlande (Natación y Gimnasia), Ignacio Albornoz (Tucumán Rugby) y Federico Lazarte (Los Tarcos). En tanto, José Ignacio Cerutti, apertura de Cardenales, sumó las tres conversiones.

Por su parte, Estanislao Pregot (Jockey Club), Tomás Juárez (Jockey Club) apoyaron para los «Mayuatos». El fullback Federico Salazar (Tigres Rugby Club) aportó dos penales y dos conversiones.

Quizás el resultado sea anecdótico y lo importante en sí fue el regreso a la actividad de los seleccionados del noroeste argentino. La iniciativa de este partido fue de ambas uniones y, seguramente, dejará eco en los distintos puntos del país que quieren ver a sus representantes en cancha, como en la época del viejo (y apasionante) Torneo Argentino.

De hecho, los tucumanos tienen confirmada una cita en agosto frente a «Los Dogos 1992» cordobeses y juntos participarán de un cuadrangular internacional en noviembre junto con el local, Paraguay y Brasil.

Por su parte, los salteños están en tratativas para repetir esta experiencia con Santiago del Estero y la selección del Noreste.

Un poco de historia

El combinado tucumano conquistó 11 ediciones del Torneo Argentino de Rugby. La primera fue en 1985 y fue el monarca nacional de la ovalada entre 1987 y 1990. Los otros títulos se dieron en 1992, 1993, 2005, 2010 y el bicampeonato de 2013 y 2014.

Más allá de esas conquistas, el pueblo tucumano se dio el enorme gusto de ver a su seleccionado lograr una proeza en 1988 frente a Francia en el estadio de Atlético de Tucumán: empate en 18 puntos.

En 1992, la «Naranja» escribió su página más gloriosa al derrotar al seleccionado francés por 25-23 en la cancha del «Decano».

Deja una respuesta