La legisladora porteña del Frente para la Victoria (FpV), María Rachid, presentó un proyecto por el cual se impulsa la creación de un cupo para personas trans en las plantas de trabajadores de los tres poderes del gobierno porteño, así como también en los organismos descentralizados y en las empresas con capital estatal mayoritario. Abarca tanto las plantas permanentes, transitorias y los trabajadores bajo modalidad de contrato.

En los fundamentos del proyecto, Rachid sostuvo que la finalidad del mismo es posibilitar que las personas trans puedan insertarse en el mercado laboral formal en cualquiera de sus formas, contratación pública o privada, en las mismas condiciones de igualdad y respeto por su dignidad que cualquier otra persona.

La iniciativa señala que “los poderes públicos de la Ciudad de Buenos Aires tomarán las acciones específicas y necesarias para asegurar que las personas trans no sean sometidas a esclavitud, trata ni servidumbre, y que estén protegidas, en igualdad de condiciones con las demás personas, contra el trabajo forzoso u obligatorio”.

El porcentaje de trabajadores trans con el que deberán contar los distintos estamentos gubernamentales y las empresas no podrá ser menor al 0,5 por ciento.

En el articulado, Rachid señala que “el Gobierno de la Ciudad, en su carácter de empleador, es responsable de garantizar en la contratación de personal y las decisiones de promoción laboral, la no discriminación por motivos de orientación sexual o identidad y/o expresión de género, y de promover en cada uno de sus estamentos, medidas de acción positiva que permitan el acceso al empleo público de tales grupos vulnerados”.

Por otra parte, el proyecto establece que “transcurridos cinco años de estabilidad en el cargo, las personas contratadas con motivo del cumplimiento del cupo aquí establecido, dejarán de ser consideradas a los fines del cálculo del mismo, manteniendo su relación laboral y habilitando el cupo para una nueva persona beneficiaria”.

El organismo a cargo de controlar el cumplimiento de la ley es la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad, que deberá: crear, mantener y dar a conocer un registro de empresas privadas que ofrezcan trabajo a las personas trans; crear, mantener y actualizar de un registro especial de empleo de las personas trans, garantizando la privacidad y la observancia del secreto estadístico; promover a traves de los medios masivos de comunicación de la necesidad de la creación de empleo destinado al colectivo trans que garantice su inclusión social; impulsar la creación, fomento y manutención en los CGP comunales, de espacios de formación laboral y profesional que incluyan especialmente a las personas trans; y controlar y actuar de oficio a fin de garantizar el efectivo cumplimiento de la presente ley en el área de sus competencias.

En otro orden, la iniciativa plantea la necesidad de otorgar a los trabajadores trans, por parte de la ciudad, la posibilidad de gozar de un nivel de vida y de inserción social adecuado y de la protección correspondiente incluyendo el acceso a la vivienda.

Cabe recordar que Rachid había presentado un proyecto de ley que proponía el otorgamiento de un subsidio a las personas trans que se encontraran registradas en la Ley Nacional Nº 26.743 y su decreto reglamentario PEN Nº 1007/2012. Esta iniciativa había generado una polémica por el monto, lo cual fue aclarado por la propia legisladora. Ahora esta presentación incluye esta idea y plantea un tratamiento y atención más completa de las personas trans.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.