Este es el reclamo que más de 700 artistas están realizando. Además, ellas impulsan una ley que regule su participación en los festivales y equilibre su acceso laboral. En la escena musical, quienes organizan y producen mayoritariamente son hombres y esta situación se extiende en la programación de los festivales al haber una preponderancia en la participación del género masculino.

De un exhaustivo trabajo que realizó la exvicepresidente del Instituto Nacional de la Música (INAMU), Celsa Mel Gowland, se analizaron las grillas de 46 festivales nacionales y se obtuvieron resultados llamativos y preocupantes: la participación femenina en la programación de los festivales de solistas o agrupaciones musicales lideradas por mujeres es menor al 15%. En 25 de esos festivales tienen menos de 10% de participación de solistas mujeres o agrupaciones lideradas por mujeres y en 8 de estos no tuvieron ninguna mujer “al frente”. Además, un solo festival tiene una presencia de más del 30% de líderes mujeres.

Por este motivo, desde el colectivo Músicas Unidas armaron un Proyecto de Ley, “Por más músicas mujeres en vivo”, que contempla que se establezca un mínimo de 30% de artistas solistas femeninas y/o agrupaciones musicales mixtas en todos los espectáculos de música en vivo, que fue presentado en el Congreso por la senadora Anabel Fernández Sagasti.

Prejuicios

Entrevistamos a la cantante Mavi Díaz, quien es una de las referentes que apoya la iniciativa, y nos contó que “la cabeza de cartel raramente son mujeres, en todos los festivales de música puede haber una integrante femenina o una líder de grupo. Hay un prejuicio que se tiene hace muchos años y es que la mujer no corta tickets, no convoca y eso no es así. Tenemos muchas mujeres que, lamentablemente, han tenido que irse a otros países como fue el caso de Juana Molina que tuvo que irse a Japón para que acá la reconocieran, por nombrar a alguna artista de tantas”.

¿Qué desigualdades atravesaste para estar en un escenario?

“Con Viuda E Hijas de Roque En Roll no tuvimos que pelear por estar en el escenario porque en el momento que nosotras teníamos buena convocatoria y llenábamos estadios no teníamos ese problema, pero sí existía y todavía existe el prejuicio que te van a ver tocar y lo hacés bien te dicen ‘tocás como un hombre’ o ‘para ser mujeres tocan muy bien’, como esa subestimación absoluta de la mujer en su rol de música. Las cantantes estamos un poco más protegidas, en ese sentido, pero para las mujeres músicas por suerte esto ha cambiado muchísimo. En la época que nosotras tocábamos con Viudas no había muchas mujeres que tocaran, al menos visiblemente, ahora por suerte hay muchas y muy buenas músicas talentosas, de todos los estilos”.

Lo que tenemos para decir

“Lo que nos estamos perdiendo es un aporte cultural riquísimo porque la óptica de la mujer, la sensibilidad de una mujer en el escenario, su forma de escribir, de cantar, de tocar instrumentos es absolutamente personal. No se puede comparar cómo toca un hombre y una mujer porque son cosas distintas, nos estamos perdiendo algo muy importante que es la visión femenina, lo que tiene la mujer para decir y lo que tiene la mujer para dar”.

Dar discusiones y contar la realidad de las mujeres músicas es muy importante, ya que es el Estado quien debería regular esta situación para que sea más equitativa su participación. Además de ser conscientes que este cambio demostrará a las mujeres que se interesen en esta área artística que es posible el desarrollo profesional y permitirá la multiplicidad de voces.

Para que las mujeres músicas aporten su visión y cuenten cómo es su realidad pueden ingresar a la fan page del proyecto.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.