ferrariLeón Ferrari, el reconocido artista plástico argentino, falleció la madrugada del 25 de julio. Con 92 años colmados de inspiración y vida, la suya es una vida que inspira. Toda la complejidad de su ser ya es pura esencia, y va a quedar impregnada por siempre en sus geniales y polémicas obras.

Arte, estética, vanguardia, ruptura, realidad, conciencia, libertad, tortura, búsqueda constante de reflexión y cuestionamiento, son algunas de las ideas que palpitan en torno al nombre del artista,  cuya vida estará siempre latente en sus más geniales expresiones artísticas.

A lo largo de su existencia, León transitó una serie de experiencias que lo moldearon: vivió un tiempo en Italia y otro en Brasil, exiliado desde 1976 a causa de la dictadura militar (período en el cual secuestraron a uno de sus tres hijos, aún desaparecido). “Él llevaba todo eso en su cuerpo: desaparición, exilio, muerte, amigos muertos, combate, belleza, pero siempre ganó la belleza y el humor. Se fue un hacedor de luz”, declaró para homenajear a Ferrari el dibujante Miguel Rep.

ferrariUna de sus creaciones más controversiales fue rechazada al momento de su presentación, en 1965 en el Premio Di Tella. La imagen tan explícita de tortura que espejó “La Civilización Occidental y Cristiana” generó una gran ruptura. Este fue una de sus tantos trabajos que generaron controversias con la Iglesia, por el juego y la ironía que generó al utilizar símbolos religiosos.

Dentro de las tantas realizaciones icónicas que produjo también se encuentra la serie de homenajes a los preservativos y  los poemas de Borges escritos en braille sobre fotografías de desnudos.

Las obras de este autor, que obtuvo su mayor reconocimiento en el 2007 con el León de Oro en la 52° Bienal de Arte de Venecia,  son patrimonio nacional y cultural. Nos interpeló con “La Civilización Occidental y Cristiana” y puso a flor de piel los recuerdos con las ilustraciones del “Nunca Más”.  Es así que León Ferrari gestó una parte vital de nuestra historia como sociedad.

Fotos: www.leonferrari.com.ar

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.