Una medida tomada recientemente por el Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba) permite a los agentes incrementar el monto de sus honorarios hasta un doble del tope que la Ley 2.340 que rige desde el año 2007 establece.

La resolución del organismo autoriza a las empresas inmobiliarias fijar de manera arbitraria el importe de los honorarios y los gastos que este efectúa. Además, les posibilita ampliar la tarifa vigente, que no podía exceder el 4,15% del valor del contrato. En resumen, ahora cuando una persona vaya a alquilar una propiedad, la comisión puede superar el importe de un mes de alquiler porque ya no existe un límite superior.

Obviamente, desde el rubro se mostraron a favor de la medida, argumentada en que es para “defender los derechos profesionales a percibir honorarios”.

Asimismo, la decisión tendrá casi un millón de afectados por el aumento quienes, además, ya deben hacerle frente al incremento durante el último año del 36,2% en el valor del alquiler, según informó el Gobierno de la Ciudad.

De todas formas, por estos días la Defensoría del Pueblo porteña se encuentra en desarrollo de un proyecto de ley de regulación del mercado inmobiliario, que tiene como base la comisión del 4,15% antes mencionada. “Muchas inmobiliarias venían cobrando al menos el doble de lo legal, y así les robaron a los inquilinos más de $ 4.000 millones en cuatro años. Con su resolución, ahora Cucicba pretende justificar la estafa, pero no tiene facultades para cambiar una ley de la Ciudad”, explicó Fernando Muñoz, coordinador del área de Inquilinos de la Defensoría del Pueblo porteña.

“La medida marca un antes y un después. Pasamos de un arancel fijo del 4,15% a tener libertad de contratación. Lo que el Colegio recomienda es un honorario de entre uno y dos meses, en línea con los usos y las costumbres. Pero las partes ahora pueden negociar y firmar que sea solo medio mes o que sean tres o cuatro. Rige la oferta y la demanda”, manifestó Héctor D’Odorico, presidente de Cucicba.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.