La carrera por comenzar a ofrecer viajes espaciales al «común» de la población se encuentra en pleno desarrollo y por eso Blue Origin, la compañía de transporte del millonario Jeff Bezos (fundador de Amazon), este sábado 2 de abril concluyó con éxito la tercera prueba de New Shepard, la aeronave reutilizable, desde el oeste de Texas, Estados Unidos.
Con un cupo de hasta 6 pasajeros, además de contar con la posibilidad de realizar viajes suborbitales y volver a destino para un nuevo lanzamiento, este cohete tiene otro distintivo: se trata de un transporte no tripulado.
Luego del lanzamiento del cohete y la cápsula, que alcanzó una altura de 103,8 kilómetros y aterrizó sin inconvenientes en un área cercana a la del despegue, Bezos comentó en su cuenta de Twitter que se trató de un «perfecto aterrizaje a motor».
De esta manera, el plan de Blue Origin por comenzar a transportar pasajeros en un lapso de dos años cumplió con los objetivos planificados para esta etapa.
A continuación te comparto las imágenes desde el espacio tomadas por New Shepard.