A partir del 20 de este más, la provincia del Chaco será el segundo lugar del país en la que se distribuirá la tarjeta para alimentos en el marco del Plan Argentina Contra el Hambre. La primera prueba piloto tuvo lugar en Concordia, entre Ríos, en el mes de diciembre. El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, aseguró que para marzo se entregará el 80% de las tarjetas de este plan.

Arroyo hizo la presentación en compañía del gobernador, Jorge Capitanich, y explicó que en esta provincia «son más de 66 mil familias chaqueñas que van a contar con fondos para comprar a proveedores locales y generar un movimiento económico en la provincia». «El primer compromiso del presidente Alberto Fernández es resolver el problema del hambre, la tarjeta alimentaria va en esa dirección, y todos tenemos que ayudar», agregó el ministro y sostuvo que hay que empezar «por lo mínimo, en Argentina todos tienen que comer bien».

Sobre el uso que se le puede dar a la tarjeta, Arroyo señaló que la finalidad es que «se oriente a la compra de lácteos, carnes, frutas y verduras» aunque precisó que «la familia define dónde y qué compra y el Estado orienta y acompaña».

El plan busca combatir los «tres principales problemas sociales profundizados durante los últimos cuatro años», explicó Arroyo, que son «el hambre y la desnutrición, el sobre endeudamiento de las familias y la falta de empleo». Por su parte, Capitanich manifestó que «este es el inicio del cambio de paradigma, de un modelo económico, político, social y cultural que necesitamos para resolver el problema estructural de la pobreza, con más y mejores empleos, mejores salarios e ingresos promedio». «Es un día histórico, en el que Argentina y el Chaco se ponen de pie contra el hambre con un programa de desarrollo local para la generación de empleo y el impulso de la economía social», añadió el mandatario provincial.

Capitanich indicó que se buscará la participación de los productores locales y de la economía popular a los que se les facilitará el acceso al posnet. «Vamos a hacer el máximo esfuerzo para ver que compra cada familia para garantizar una oferta de bienes que garantice precio, calidad y que fomente a los proveedores locales directos en cada una de las localidades, queremos poner de pie a la Argentina, a Chaco y a cada ciudad, fruto del trabajo y del esfuerzo, y para eso necesitamos a todos trabajando en la provisión de estos bienes», dijo el gobernador.

La tarjeta Tuya Alimentaria será emitida por el Nuevo Banco del Chaco y está previsto que sus usuarios accedan una vez al mes a descuentos especiales de hasta un 30%. Su implementación será automática a partir del cruce de datos entre ANSES y AUH, por lo que no es necesario efectuar ningún tipo de trámite. Está destinada a las madres y padres con hijos e hijas de hasta 6 años de edad, que perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH), embarazadas a partir de los tres meses que cobran la Asignación por Embarazo y personas con discapacidad que reciben la AUH un monto mensual fijo para comprar alimentos, salvo bebidas alcohólicas.

Finalmente, vale mencionar que el Gran Resistencia es uno de los lugares de la Argentina con mayores niveles de pobreza e indigencia. La última medición oficial, del primer semestre de 2019, arrojó un 47% de pobres y un 15,9 de indigentes.