Marcelo Bielsa fue despedido de su cargo como entrenador de Leeds United, después de casi tres años, debido a los malos resultados del equipo. El club británico ocupa el 16º puesto de la Premier League con 23 unidades, a dos puntos del descenso y, además, es el más goleado del certamen con 60 goles recibidos.

Andrea Radrizzani, presidente del club, reafirmó el compromiso y esfuerzo que tuvo el técnico rosarino: «Con él como nuestro entrenador tuvimos tres campañas increíbles y los buenos tiempos regresaron a Elland Road. Cambió la cultura del club y nos trajo una mentalidad ganadora a todos. Los momentos creados, particularmente en la temporada 2019/2020 y ganar el ascenso a la Premier League, por supuesto, vivirán por mucho tiempo en todos nuestros recuerdos, incluidos los míos y de los fanáticos».

Participar de la liga más competitiva del fútbol mundial no es para nada fácil. El Leeds terminó noveno con 59 unidades en su regreso a la máxima categoría y se convirtió en el equipo recién ascendido a la Premier League con la mayor cantidad de puntos desde la temporada 2000/2001. Si bien este año Leeds empezó a demostrar un desgaste más que evidente, la salida del “Loco” se vio sentenciada en las últimas 6 fechas, donde sufrió 5 derrotas.

El presidente de los «Blancos» dijo que fue la decisión más difícil de tomar durante su mandato, teniendo en cuenta el éxito conseguido por Bielsa. Aún así, la solución al problema es un nuevo entrenador a falta de 11 fechas. Adiós a un proyecto de casi 3 años, donde potenció jugadores hasta llevarlos a sus respectivas selecciones, como fueron los casos de Raphinha o Kalvin Phillips, convertirse en un fenómeno cultural e ilusionar a toda una ciudad y, por sobre todo, un equipo que jugó al fútbol.

Cada vez es más difícil competir en la Premier League por la desigualdad económica y jerárquica que hay entre los equipos. Marcelo Bielsa lo intentó y, por momentos, lo logró con un club sin lujos. Una vez más, el “Loco” lo volvió a hacer.

Deja una respuesta