A dos meses desde que apareciera el primer caso de COVID-19 en Argentina, y 45 días desde que el Gobierno Nacional decrete el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio, la situación sanitaria y financiera es muy delicada. El mundo entero día a día incrementa las pérdidas económicas, y los casos positivos y decesos crecen exponencialmente. Aunque algunos países ya hayan pasado su peor momento, las empresas no saben cómo harán para mantenerse de pie y los ciudadanos entran en situaciones cada vez más críticas.

Cerca de 5.000 casos positivos y casi 250 fallecidos tiene nuestro país. La cuarentena está en una de sus últimas etapas y empieza a flexibilizarse en diversos distritos y actividades. Algunas actividades serán las últimas en volver a funcionar, como será el caso de los espectáculos multitudinarios. La pelota de fútbol en Argentina dejó de rodar el 18 de marzo y estiman que recién a fin de año volverá a disputarse el torneo local. Dada esta situación en el fútbol local, muchos de los clubes no pueden hacer frente a sus obligaciones financieras como así también los sueldos de sus planteles profesionales.

Independiente de Avellaneda le debe a sus jugadores alrededor de 190 millones de pesos entre salarios, premios y trayectoria, incluso a algunos se les adeuda parte del sueldo de diciembre y enero. La dirigencia encabezada por Hugo y Pablo Moyano le presentó dos propuestas al plantel para cancelar la deuda, aunque las mismas fueron rechazadas. Los jugadores esperarán los primeros días de esta semana para que les acerquen una propuesta y puedan cerrar una buena negociación. Si no, enviarán una carta documento y elevarán sus reclamos a la Justicia.

Otro de los clubes que atraviesa una situación similar es Huracán, ya que les debe a sus jugadores parte de los sueldos de los meses de enero, febrero y marzo, y el plantel ya intimó a sus dirigentes a través de cartas documentos.

Tanto grandes como chicos mantienen deudas con sus jugadores. Como mencionamos anteriormente los casos de Independiente y Huracán, debemos agregar a River Plate, San Lorenzo de Almagro, Banfield, Colón de Santa Fe, Arsenal de Sarandí, Argentinos Juniors y Gimnasia y Esgrima La Plata. A esta lista, seguramente con el correr de los días se sumen otros clubes. Como expresamos al comenzar esta nota, la pandemia de coronavirus deja secuelas en todas las escalas de la sociedad. Nadie está ajeno.