Dicen que en la vida todo tiene un precio, que todo es mercancía que se compra y se vende al mejor postor. Nuestro tiempo de trabajo tiene un precio. La salud y la enfermedad, la diversión y el conocimiento, morir y nacer. Todo se encuentra mercantilizado y tiene un precio en el mercado. Desde un medicamento hasta una dieta saludable, un arreglo floral o un boleto de cine. Pero qué pasa con los sentimientos.

Alejandro Di Vagno, periodista, psicólogo y terapeuta de autoconocimiento y metafísica pretende dejar un eco resonando en el alma de cada lector, un llamado al autoconocimiento no en busca de respuestas, más bien propone un viaje exploratorio del alma para llegar a su verdad y a su deseo.

Para Di Vagno, si hay algo parecido a la felicidad es cuando se logra ser uno mismo y desarrollarse en plena potencia sin miedo, aceptándose y aceptando a los demás con esos ojos de niño que ve al mundo como una entidad múltiple, llena de diversidad y demenciales posibilidades, y siendo una nota musical vibrando en armonía en permanente devenir.

Alejandro Augusto Di Vagno nos trae, en su libro «Ecos de un viaje de amor en el tiempo», un recorrido por este interesante interrogante y mediante una mezcla de géneros literarios nos lleva en un profundo y amplio análisis del amor, el autoconocimiento y el cosmos.

Además, Alejandro es el fundador del Centro Terapéutico y Formativo personal y profesional Lallavepsi ubicado en el corazón de Almagro. Junto con dos colegas de la psicología fundaron Lallavepsi con la idea de facilitar un tratamiento ecléctico-integrador para que cada persona pueda encontrar su propio camino hacia su autoconocimiento y máximo desarrollo de sus potencialidades y deseos.

Alejandro se considera un curioso por el mundo y por las preguntas existenciales. Sus primeros escritos se encuentran, seguramente, en sus libros de periodismo deportivo, carrera que comenzó después de la secundaria. Encontró en la psicología un camino que no termina nunca y no se cansa de andar. Actualmente, con su libro demuestra que la búsqueda del sentido de la vida no solo se encuentra en lo científico y biológico. La respuesta se encuentra en nuestro interior, en la historia y todo lo que nos representa en el presente. Su pensamiento pasa por lo filosófico, místico y científico. Su libro nos lleva a un viaje de reencarnaciones, sensaciones, personajes e historias con un mismo horizonte, el autoconocimiento y el amor.

Audio completo de la nota