Eintracht Frankfurt se consagró campeón de la Europa League este miércoles luego de derrotar 5-4 en la definición por penales a Glasgow Rangers (1-1 en el tiempo regular) en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuan de Sevilla y, de esta manera, las «Águilas» alzaron su segundo título de la competición tras 42 años de sequía.

En un partido «chato», donde prácticamente no hubo diferencias ni un dominador claro, con poco fútbol y más miedo a perder y nerviosismo que otra cosa (quizá evidenciando la falta de experiencia de ambos conjuntos en instancias finales de competencias internacionales), el conjunto alemán se quedó con la corona gracias a dos héroes bien marcados: su arquero Kevin Trapp y el atacante colombiano Rafael Santos Borré.

El primero tuvo una atajada fundamental en el minuto 117, tirándose a cubrir el arco con su pierna derecha, como un arquero de futsal, para ahogarle el grito a Ryan Kent, que llegaba para definir con el arco casi a su merced y llevarse la copa para Escocia por primera vez en la historia, pero el portero alemán tuvo otros planes, que confirmaría un rato después en la tanda de penales: pudo desviar también con su pierna el cuarto que ejecutó Aaron Ramsey, que fue el que terminó inclinando la balanza, ya que fue el único que se falló.

Sin embargo, el héroe máximo fue el delantero ex River Plate, quien marcó el gol durante los 90 minutos reglamentarios y se hizo cargo del quinto y decisivo penal que, con una ejecución fantástica sobre el ángulo derecho, dejó sin ninguna chance al arquero Allan McGregor y sentenció la historia. El «Comandante» fue clave durante todo el trayecto del Frankfurt en esta Europa League, convirtiendo, por ejemplo, en cuartos de final, semifinales y este miércoles cuando puso la frutilla del postre en la final para coronar un torneo soñado para él y todo el conjunto alemán.

Eso sí, no todo fue color de rosas para los dirigidos por el noruego Oliver Glasner. La historia comenzó torcida, ya que a los 12 minutos del segundo tiempo Joe Aribo aprovechó un error del defensor Tuta (encima se lesionó en esa jugada y tuvo que salir) para definir con el pie abierto de su pierna zurda y adelantar a Rangers. Sin embargo, Eintracht no se desesperó y a falta de 20 minutos para el final apareció Borré anticipando en el primer palo tras un centro rasante del número 10, Filip Kostic, y empató un encuentro que se iba a mantener así hasta los tiros desde los doce pasos.

A lo largo de los 90 minutos reglamentarios, los escoceses priorizaron defender su arco y no pensar tanto en el rival. De todas maneras, el tiempo extra fue distinto. Por errores propios, los alemanes descubrieron su defensa y, a través del contraataque, Rangers se acercó en varias ocasiones al área rival teniendo las situaciones más peligrosas en ese tramo del encuentro.

En los penales, Eintracht Frankfurt fue el más eficaz: convirtió todos los disparos desde los once pasos. Por el lado rival, Ramsey falló y el resultado final fue 5 a 4.

Formaciones e incidencias

Eintracht Frankfurt: Kevin Trapp, Almamy Touré, Tuta, Evan Ndicka, Ansgar Knauff, Sebastian Rode, Dijbril Sow, Flilip Kostic, Jesper Lindstrom, Rafael Santos Borré, Daichi Kamada. Entrenador: Oliver Glasner.

Rangers: Allan McGregor, James Tavernier, Connor Goldson, Calvin Ughelumba, Borna Barisic, Ryan Jack, John Lundstram, Glen Kamara, Scott Wright, Joe Aribo, Ryan Kent. Director técnico: Giovanni Van Bronckhorst.

Amonestados: 61′ Joe Aribo (Rangers), 72′ Scott Wright (Rangers).

Cambios: 57′ Tuta por Makoto Hasebe (Eintracht Frankfurt), 70′ Jesper Lindstrom por Jens Petter Hauge (Eintracht Frankfurt), 73′ Ryan Jack por Steven Davies (Rangers), 73′ Scott Wright por Fashion Sakala (Rangers), 89′ Sebastian Rode por Kristijan Jakic (Eintracht Frankfurt), 90′ Glen Kamara por Scott Arfield (Rangers), 100′ Evan Ndicka por Cristopher Lenz (Eintracht Frankfurt), 100′ Joe Aribo por James Sands (Rangers), 105′ Djibril Sow por Ajdin Hrustic (Eintracht Frankfurt), 116′ Borna Barisic por Kemar Roofe (Rangers), 117′ Fashion Sakala por Aaron Ramsey (Rangers).

Árbitro: Slavko Vincic. Estadio: Ramón Sánchez Pizjuan, Sevilla (España).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.