A poco tiempo de cumplirse 48 meses de ocurrido el hecho, la Justicia dictó sentencia contra los acusados por la Tragedia de Once, accidente ocurrido el 22 de febrero de 2012 en la estación ferroviaria de Plaza Miserere, en el que murieron 52 personas y más de setecientas sufrieron heridas.
Los acusados más importantes eran dos exsecretarios de Transporte: Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, y los hermanos Mario y Sergio Cirigliano de la firma Trenes de Buenos Aires (TBA), concesionaria del Ferrocarril Sarmiento. El Tribunal Oral Federal N°2 integrado por los jueces Jorge Alberto Tassara, Jorge Luciano Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Ana D’Alessio (sustituta) falló en unanimidad las condenas sobre 21 de los 28 imputados por la tragedia. Los delitos tipificados fueron defraudación pública en concurso real con estrago doloso, mientras que en algunos casos fue estrago culposo.
En el caso de Schiavi fue condenado a ocho años de prisión, mientras que su antecesor recibió una condena de 6 años. Originalmente era de cinco pero se la unificó con otras dos condenas, una de un año y otra de seis meses que tenía por otras dos causas por dádivas y por sustracción de documentos públicos. Ambos exfuncionarios fueron penados, además, con la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.
En lo que hace a los responsables de TBA, Claudio Cirigliano (uno de los dueños) recibió nueve años de prisión y su hermano Mario fue absuelto, en tanto Roque, exgerente de Material Rodante de TBA, recibió una pena de 5 años al ser considerado partícipe secundario del delito de defraudación, mientras que los cargos por las muertes se mantuvieron.
El motorman que conducía la formación, Marcos Córdoba recibió una pena de 3 años y 6 meses de prisión además de inhabilitación para conducir transportes públicos por otros 7 años.
Los restantes exdirectivos de TBA recibieron las siguientes penas: Marcelo Alberto Calderón y Jorge Álvarez fueron condenado a ocho años, Sergio Daniel Tempone recibió una pena de siete años de prisión y a Carlos Ferrari, Jorge Alberto De Los Reyes y Esteban Pont Vergés les corresponde pena de seis años de prisión.
Por su parte, Víctor Eduardo Astrella, Laura Aída Ballestero, Guillermo Alberto D’ Abergnino, Francisco Alberto Pafumi y Antonio Marcelo Ricardo Suárez fueron condenados a cinco años. Pedro Roque Raineri, José Portas, Oscar Alberto Gariboglio y Alejandro Rubén Lopardo tienen una pena de cuatro años. El exgerente de la Línea Sarmiento, Daniel Guido Lodola, recibió una condena de tres años de prisión.
Los acusados que resultaron absueltos fueron los exdirectivos de TBA Miguel Werba, Daniel Fernando Rubio y Carlos Alberto Lluch. El mismo fallo fue dictado sobre los exinterventores de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) Pedro Ochoa Romero y Antonio Sicaro.
Si bien algunos de los acusados recibieron condenas, hay que subrayar que permanecerán en libertad hasta que la sentencia quede firme. Además, el Tribunal solicitó abrir una causa que investigue las eventuales responsabilidades que le puedan corresponder al exministro de Planificación, Julio De Vido.
La lectura de los fundamentos de la sentencia será el 30 de marzo del año próximo y se especula con que los sentenciados apelarán la sentencia, con lo cual el derrotero judicial continuará. Los familiares adelantaron que regresarán a los tribunales portando las pancartas y vistiendo las remeras para seguir pidiendo justicia. «Nuestra lucha termina el día que las sentencias queden firmes», señaló tras conocerse la sentencia Paolo Menghini, el padre de Lucas Menghini Rey, una de las víctimas. Su exesposa, María Luján Rey, afirmó que que se trata de «un día histórico, un punto de inflexión. Todos aquellos que decían que en este país no pasa nada, bueno, sí pasa que un corrupto y delincuente sea funcionario o empresario vaya preso». Además, manifestó que quedó demostrado que «cuando la Justicia pone voluntad, no se necesitan 20 o 30 años para resolver» un juicio.
Antes de la lectura de la sentencia los familiares se agruparon en las puertas de los tribunales de Comodoro Py, donde exhibieron las clásicas pancartas con el pedido de justicia y las fotos y nombres de los familiares muertos en la tragedia, quienes se manifestaron al compás de una improvisada batucada. Asimismo, tres referentes de distintas religiones manifestaron su voluntad por encontrar justicia y de conseguirla de modo pacífico. Esto fue reiterado por Paolo Menghini, quien pidió al resto de familiares que tomaran el fallo con calma y tranquilidad y que, en el caso de que no fuera el esperado, volvieran a insistir con conseguir justicia de forma pacífica.
Luego de conocerse las condenas Paolo Menghini subrayó los casi cuatro años de trabajo de los familiares de las víctimas junto con las querellas por «convertir nuestro dolor en lucha». Tanto él como María Luján Rey afirmaron que esperarán la lectura de los fundamentos para preparar las apelaciones sobre las 7 absoluciones, entre ellas, la del empresario Mario Cirigliano.
Menghini también expresó que hay que esperar para analizar el avance del pedido del Tribunal para investigar las responsabilidades del exministro De Vido, y consideró que la resolución del fallo «está en línea con lo que pidió la querella desde el principio». Además, expresó: «Nosotros apoyamos la cabeza en la almohada y dormimos tranquilos todos los días porque, a pesar del dolor, sabíamos que iba a dar resultado».

Lista de condenados y absueltos

Marcos Antonio Córdoba: tres años y seis meses de prisión e inhabilitación especial por seis años.
Carlo Michele Ferrari, presidente de TBA: seis años de prisión.
Antonio Marcelo Suárez, director de TBA: cinco años de prisión.
Laura Aída Ballesteros, directora de TBA: cinco años de prisión.
Guillermo Antonio D’Abenigno, director de TBA: cinco años de prisión.
Jorge Alberto De Los Reyes, vicepresidente de TBA: seis años de prisión.
Daniel Guido Lodola, gerente de la Línea Sarmiento: tres años de prisión de ejecución condicional.
Roque Ángel Cirigliano, jefe de Material Rodante de TBA: cinco años de prisión.
Sergio Daniel Tempone, gerente de Operaciones de TBA: siete años de prisión.
Pedro Roque Raineri, directivo de TBA: cuatro años de prisión.
Sergio Claudio Cirigliano, dueño de TBA: nueve años de prisión.
Oscar Alberto Gariboglio, vicepresidente de Cometrans: cuatro años de prisión.
José Doce Portas, director de Cometrans: cuatro años de prisión.
Carlos Esteban Pont Verges, director de TBA: seis años de prisión.
Marcelo Alberto Calderón, director de Cometrans: ocho años de prisión.
Jorge Álvarez, directivo de TBA: ocho años de prisión.
Francisco Adalberto Pafumi, directivo de TBA: cinco años de prisión.
Víctor Eduardo Astrella, director de TBA: cinco años de prisión.
Alejandro Rubén Lopardo, director de Cometrans: cuatro años de prisión.
Ricardo Raúl Jaime, exsecretario de Transporte: pena única de seis años de prisión e inhabilitación especial perpetua.
Juan Pablo Schiavi, exsecretario de Transporte: ocho años de prisión e inhabilitación especial perpetua.
El Tribunal, en tanto, absolvió a Daniel Fernando Rubio, Luis Alberto Ninona, Mario Francisco Cirigliano, Miguel Werba, Carlos Alberto Lluch, Pedro Ochoa Romero y Antonio Eduardo Sícaro.