Este viernes en el Noticero conversamos con Héctor Fernández, vicepresidente del Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires, sobre los riesgos de la pirotecnia en estas fechas para las mascotas y animales en general. Además, el especialista nos ofrece algunos consejos para cuidarlos de las altas temperaturas en esta época del año.

«Lo que preocupa a todos para estas fechas son nuestras mascotas y todo el componente familiar. Dentro de las familias puede haber ciertas situaciones especiales como el autismo y, lógicamente, se sienten desprotegidos ante esto. Por eso, desde el Colegio insistimos este año con la campaña no a la pirotecnia fundamentada en las mascotas, la familia y el medio ambiente. Porque no podemos dejar de saber que pájaros y otros animales pueden ser afectados por la pirotecnia», expresa Fernández.

«Campañas hicimos toda la vida, pero es difícil de hacer entender los riesgos», manifiesta, y detalla que «esta situación de fobias los profesionales las tienen en cuenta y hoy las evalúan para tratar de acompañar para que podamos festejar de otra manera sin necesidad de sentirnos invasivos».

Al respecto de las afecciones en los animales, Fernández advierte que «las situaciones en extremo los pueden llevar a la muerte» y «cuando el animal jadea, tiene temblores, busca la atención y a su dueño, y lo más común que es el intento de escape, no lo podés controlar y ahí empiezan a aparecer mascotas que se orinan, defecan encima o vomitan, o en la misma vivienda pueden destruirla. Pueden pasar a través de vidrios y lastimarse. Tuve situaciones de un 25 de diciembre a la madrugada atender animales cortados», porque «no hay forma de contención». «Es importante dejarlos en lugares tranquilos, amplios y con música», comparte, además «de acompañar a la mascota y dar contención y demostrar que no tiene que tener temor, aunque eso lleva tiempo».

Finalmente, en relación al calor del verano, Héctor Fernández recomienda «fundamentalmente, proteger a todas las mascotas del golpe de calor. Que no se nos ocurra dejar el auto al rayo del sol con el animal dentro del auto. Darles fresco, contención, apertura y buscar un lugar de la casa donde se sientan cómodos y, si tienen patio, dar la posibilidad de cobijo bajo las plantas. En situación de altas temperaturas hay que mojarlos, darles la posibilidad de refrescarlos y bajar la temperatura corporal».

Audio completo de la nota