Con las ligas europeas entrando en la recta final de la temporada, hay muchos futbolistas que a partir de la culminación de la misma tendrán la libertad de firmar contrato con cualquier equipo, a costo cero.

Entre los jugadores que quedarán libres se pueden destacar a varias estrellas del pasado y del presente que, más allá de la edad que algunos de ellos tienen, siguen permaneciendo en la lista de los más importantes del planeta.

Sin dudas, el diamante en bruto es el delantero de Paris Saint-Germain, Kylian Mbappé que, de acuerdo con sus palabras, todavía no tiene muy claro dónde jugará la próxima temporada. Sus opciones son quedarse en Francia, ir a Real madrid (hace tiempo que coquetea con la «Casa Blanca») y también hay una pequeña chance para trasladarse a Barcelona.

Otra estrella del PSG que ya sabe que no va a ser tenido en cuenta es Ángel Di María, cuyo nombre sigue ligado a los equipos más importantes de Europa. Barcelona también quiere llevar al extremo a sus filas, sabiendo que está en un muy buen momento, y su ficha sería mucho menor que la de Mbappé. Aunque los «Blaugranas» lo quieren, Juventus está mejor perfilado para incorporarlo a su once inicial.

Si se habla de talento y excentricidad, hay que nombrar a Paul Pogba. El mediocampista campeón del mundo con Francia dará por finalizada su travesía en Manchester United y en su horizonte se presentan dos fuertes candidatos, la «Vecchia Signora» (Juventus), su antiguo club, y también Paris Saint-Germain, que necesitará reforzar ese sector del campo ante tantas salidas planeadas.

Con pretendientes en Italia, España e Inglaterra, Paulo Dybala analiza qué equipo le otorgará los minutos que necesita para recuperar su mejor versión e intentar meterse en la cita mundialista, que se realizará en noviembre de este año.

Por otra parte, Chelsea perdería a su líder defensivo y a un central más: Antonio Rudiger, muy cerca de jugar para Real Madrid, y Andreas Christensen, que parecería tener todo arreglado con Barcelona, al igual que Frank Kessié.

El equipo que mayor interés tiene en este mercado de jugadores libres es Barcelona. El «Culé» intenta tentar a todos los jugadores que están terminando contrato, sabiendo que su presupuesto no le permite pagar demasiados millones de euros en trasferencias, y ve en los jugadores libres una oportunidad de darle jerarquía a bajo costo al equipo de Xavi. Eso sí, aquellos jugadores que acepten jugar en el Camp Nou deberán reducir sus pretensiones salariales de manera considerable. Los dos últimos futbolistas que suenan para el club español son Isco de Real Madrid y el posible regreso de Luis Suárez, que actualmente se encuentra en Atlético de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.