Finalmente la tarifa del subte no aumentará. Tras al reclamo, la Justicia hizo lugar al amparo para que el viaje siga costando 4,50 pesos en lugar de los 7,50 a los que habría llegado desde este miércoles. El anuncio lo hizo el auditor porteño Facundo del Gaiso, quien señaló que se hizo lugar al amparo presentado el 24 de este mes.
La suba en el precio del pasaje había sido autorizada por el gobierno porteño y se había publicado en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires hace casi dos semanas. Desde Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), su titular Juan Pablo Piccardo había argumentado que «hace dos años que la tarifa está congelada y los costos del mantenimiento del servicio aumentaron mucho». La administración de Horacio Rodríguez Larreta señaló que se buscaba disminuir el monto de los subsidios que se le dan al subte para que pueda prestar el servicio. Durante 2015 se destinaron fondos por más de 1.600 millones de pesos, un 60% más que en 2014.
La decisión de frenar el aumento estuvo a cargo de la jueza Elena Liberatore. El auditor de la Ciudad, Facundo Del Gaizo, sostuvo que «la tarifa del subte está absolutamente inflada porque toma en cuenta ítems que no deberían ser considerados, como la depreciación del material rodante y los gastos de mantenimiento y seguridad». Además, el dirigente de la Coalición Cívica consideró que lo que hay que analizar es la tarifa técnica, establecida por SBASE, controlante del servicio y que fijó ese valor en 13,37 pesos por viaje. Al respecto, Del Gaizo puntualizó que un estudio hecho en enero de 2013 por la Auditoría General de la Ciudad (AGN) criticó el proceso por el que se establece esa tarifa. «Ese informe fue aprobado por los siete miembros de la auditoría, incluidos los tres auditores del PRO», dijo Del Gaizo, y añadió que «en mi opinión, la tarifa debería valer alrededor de 6 pesos. También cuestionamos el monto del subsidio, que desde 2012 creció exponencialmente y que se calcula en 2.100 millones de pesos para 2016». Asimismo, manifestó que se desconoce «cuál es la ganancia de Metrovías».
Además de Facundo Del Gaizo habían presentado pedido de amparo los dirigentes del MST, Alejandro Bodart, los diputados porteños del Frente de Izquierda Patricio Del Corro y Claudio Dellecarbonara, quien también es miembro de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP).
Al respecto, Bodart dijo que «la Jueza nos dio la razón, dictaminó que la tarifa técnica tiene irregularidades y que hay que corregirla. El fallo es importante, es un llamado de atención al gobierno y trae alivio a la gente, que mañana (por el miércoles) tenía que empezar a pagar un aumento injustificado».
Los amparos cuestionaban la estructura de costos que había presentado Metrovías, a la que Bodart calificó como «un dibujo que inflaba costos y presentaba algunos que ni siquiera existen, como la depreciación del material rodante, en referencia a los vagones que compra el Estado». Por su parte, Piccardo adelantó que se apelará la decisión judicial de frenar el incremento tarifario y manifestó que «hay mala intención del miembro de la auditoría», a la vez que adelantó que «vamos a apelar mañana mismo ante la Cámara porque entendemos que los argumentos son falsos y ya hemos dicho cómo se compone la tarifa técnica», precisó el directivo. «Está claro cómo la armamos, es falso que está mal calculada. Vamos a apelar mañana mismo, el incremento tiene que ver con la inflación y es lo que explicamos en la audiencia pública. Es incomprensible cómo hay una opinión jurídica de esta naturaleza», puntualizó. También remarcó que hay «una falta de comprensión total de los criterios con lo que se hace la tarifa técnica» y sostuvo que hay «mala intención de parte del miembro de la auditoría», en referencia al auditor Facundo Del Gaizo, y agregó: «Como auditor debería ser más riguroso en sus opiniones».