El Consejo Ejecutivo de la UNESCO decidió en abril de este año designar Geoparques Mundiales a ocho nuevos sitios que son ejemplos notables de la diversidad geológica de nuestro planeta. Se destacan tres que se ubican en Sudamérica y constituyen una fuente importante de recursos naturales. También se aprobó la ampliación de la superficie de tres geoparques ya existentes.

Los Geoparques Mundiales de UNESCO son áreas geográficas únicas, donde los sitios y paisajes de importancia geológica internacional se gestionan con un concepto holístico de protección, educación y desarrollo sostenible. Esta mirada combina la conservación con el desarrollo sostenible y el involucramiento de las comunidades locales. Actualmente existen 147 Geoparques Mundiales de la UNESCO en 41 países.

Kütralkura (Chile)

El Geoparque Mundial de la UNESCO de Kütralkura, que en el idioma de los mapuches significa «Piedra de Fuego», se caracteriza por poseer uno de los vulcanismos más activos del mundo. Situado a unos 700 kilómetros al sur de Santiago, este geoparque se extiende por el este hasta la frontera con Argentina. Abarca los territorios de asentamientos establecidos hace unos dos mil años por poblaciones indígenas, que hoy pueblan los municipios de Curacautín, Vilcún, Lonquimay y Melipeuco. La mayoría de las cumbres emblemáticas del sitio son volcanes en actividad, como los de Llaima, Lonquimay, Tolhuaca y Nevados de Sollipulli, a los que cabe añadir el de Sierra Nevada, extinto hoy en día. A lo largo de los 20.000 últimos años los espesos neveros, que en tiempos pretéritos cubrían gran parte del territorio de este sitio, se redujeron sensiblemente.

Imbabura (Ecuador)

Ubicado en la región interandina septentrional de la República del Ecuador, el Geoparque Mundial de la UNESCO de Imbabura es famoso por su gran número de lagos y sus magníficas formaciones geológicas, como las Cascadas de Peguche. La cumbre montañosa más elevada del sitio es el volcán Cotacachi, que se eleva a 4.939 metros de altura y está situado dentro del perímetro de la Reserva Ecológica de Cotacachi-Cayapas. La provincia de Ibambura, cuya capital Ibarra es conocida por el nombre de «Ciudad Blanca», cuenta con numerosas aldeas indígenas y pueblos coloniales que atraen a miles de visitantes cada año. La población actual comprende diversos grupos indígenas y mestizos: caranquis, cayambis, otavalos, zuletas, natabuelas, montubios, afroecuatorianos y awás.

Colca y Volcanes de Andagua (Perú)

Situado en los Andes meridionales del Perú, el Geoparque de la UNESCO de Colca y Volcanes de Andagua posee un vasto y variado conjunto de terrenos volcánicos, lagos y fallas geológicas, así como vestigios arqueológicos prehispánicos e iglesias del periodo colonial. En su territorio, cuya formación data de unos 400 millones de años atrás, destaca el gran cañón de Colca, uno de los más anchos y profundos del mundo. El paisaje de la región es uno de los pocos del planeta caracterizado por la presencia de múltiples conos volcánicos y fue modelado por corrientes de lava y aguas de deshielo de los glaciares. El majestuoso panorama del sitio se conoce por el nombre de Valle de los Volcanes de Andagua, que se extiende por los territorios del Cañón de Colca-Ayo, Chachas-Andagua y Orcopampa. La mayoría de los habitantes de la región son de cultura prehispánica y herederos, por consiguiente, de un rico legado indígena de costumbres, fiestas y danzas que les vinculan a su territorio volcánico y tectónico de excepcional belleza, donde abundan las fuentes termales y las tierras de labranza en altura.

Agenda 2030

El Programa Geoparques Mundiales de la UNESCO busca aumentar la conciencia de la geo diversidad y promover las mejores prácticas de protección, educación y turismo. Junto con los sitios del Patrimonio Mundial y Reservas de la Biosfera, los Geoparques Mundiales de la UNESCO forman una gama completa de herramientas para el desarrollo sostenible y contribuyen a la consecución de la Agenda 2030 (Objetivos de Desarrollo Sostenible) a través de la combinación de perspectivas globales y locales.