En Clase V charlamos con el ilustrador y animador Alexis Moyano, quien instaló con sus dibujos simples y divertidos una marca personal en redes sociales, a la vez que colaboró en proyectos como Muy Liebre, Cartoon Network, podcasts y muchas cosas más.

¿Cómo fueron tus inicios en el dibujo?

“Dibujo desde que tengo uso de razón… en general todos los chiquitos dibujan, pero en particular me interesaba y había muchas ganas. Una influencia también fue mi papá que dibuja muy bien aunque no profesionalmente, y de su parte siempre me caían comics y otras cosas artísticas que yo iba absorbiendo.”

Y después de tu infancia lo tomaste para tu parte más adulta y profesional.

“Supongo que el dibujo es una forma rápida de poner en acción la idea, me resulta útil y me entretiene que se me ocurra algo y ya al dibujarlo esté medio hecho, y no tenga que esperar a filmarlo, buscar actores y otras cosas.”

Tus videos no tienen necesariamente correlación y son muy diferentes, ¿cuáles son tus disparadores?

“Hago cosas que me divierten mucho. Cuando me piden que repita personajes termino haciendo lo que a mí me hace reír, si no me aburre. Me gusta el humor absurdo, la onda del GIF que pasa rápido y te deja descolocado. Eso me provoca risa y, supongo, que los disparadores vienen un poco de ahí.”

¿Cómo es el trabajo cuando te convocan?

“Creo que tuve bastante suerte en ese tipo trabajos. Creo que lo más difícil es cuando trabajo con marcas, porque puede pasar que alguna no termine de entender el espíritu de lo que hago (y no tiene por qué), o me convocan para algo y terminan pidiéndome otra cosa. En general coincido, proponen cosas que me gustan y me dan libertad. En parte me pude adaptar también al lenguaje de las marcas. Como yo soy un ‘hombre orquesta’ (hago las voces, el texto, la animación, etcétera) tengo más controlado lo que sucede.”

¿Cómo surgió “Miau” y “Guau” en Cartoon Network?

“Básicamente, ellos me convocaron. Están en un plan de producción original en el que suman talentos de toda Latinoamérica y yo fui un poco la pata de Argentina en esto que seguro va a seguir creciendo.”

¿Qué podés contarnos de tu relación entre forma y contenido?

“Sobre la simpleza de mis dibujos creo que pongo la lupa en otras cosas, no son películas de Miyazaki en las que no podés creer cómo están hechas. Le doy más bola a la actuación de la voz, el timing y lo impulsivo. Veo gente que hace cosas en internet en las que la técnica está perfecta y el chiste no funciona, entonces mi búsqueda va porque funcione el timing y el resto lo voy completando.

En general, por ejemplo, no dibujo los fondos y en la imaginación funciona. No digo que lo mío sea mejor, yo disfruto lo otro también, pero mi búsqueda va por ese lado y se terminó generando mi estilo, aunque no descarto más adelante tener un proyecto más grande que tenga fondos y otras cosas, como alguna serie con continuidad y capítulos más largos… no sé.”

¿Cómo fue el trabajo en el podcast “Tripulacion Atucha”, cuando habitualmente lo hacés en el ámbito audiovisual?

“Es un podcast de producción original de Spotify que hicimos con Martín Garabal, Tamara Kindermann y la gente de Posta. En mis trabajos arranco con el sonido y animo en función a eso, de hecho. En sí fue como hacer una animación sin animar y quedarnos en la edición del sonido. Lo que sí fue difícil es que había un 90% de improvisación con algunas puntas de guión, pero el trabajo de post producción fue tratar de darle una forma a eso y que se entienda, fue una experiencia buenísima.”

¿Cómo sos como consumidor de animaciones?

“Consumo mucho en Instagram, me gusta meterme a ver perfiles y que eso me lleve a descubrir otras cosas y así me nutro de eso constantemente. Las series de Cartoon Network me encantan, esta ‘nueva ola de animación’ (si puede decirse así) me encanta: Steven Universe, Adventure Time, Gravity Falls, Gumball. En ‘Guau’ y ‘Miau’ hubo unos crossovers que fueron idea del canal.”

¿Cómo te sentiste en la última Argentina Comic-Con?

“¡Fue una locura! Habían anunciado un paro para ese día, entonces pensé que no iba a ir nadie y después se llenó el auditorio. Hice algo que no había hecho nunca: una animación en vivo, y fue re divertido. Me había pasado que padres me mandaran dibujos de chicos chiquitos que copian los personajes, pero nunca tuve una experiencia de esta magnitud con ellos y estuvo buenísimo. Los niños en su mundo y en sus cosas la tienen re clara.”

Y también había una mezcla entre públicos más chicos y más grandes.

“Quizás suena a soberbia, pero siento que un logro fue el hecho de haber generado ‘capas’, entonces si sos un poquito más grande cazás algunos guiños más pero si sos chico, funciona igual. No es Peppa Pig. Por ejemplo, en uno de los capítulos para dibujar un gato me inspiré en una película de Stanley Kubrick que es durísima, pero el capítulo no tiene nada que ver y es cero violento, entonces, si viste la peli y lo captaste buenísimo y si no, pasó y no te perdiste algo esencial.”

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.