Desde el comienzo de la guerra en Siria en el 2011, todo es una agonía para este país de Medio Oriente, es un paciente en estado de coma que muchas veces rozó la muerte. Sin embargo, luego de muchos males y al actuar nuevos médicos en este paciente, revivió y ahora pelea, pero en una habitación común. Ese doctor que le salvó la vida se llama Rusia, estaba desangrándose y peligraba su existencia al igual que Irak, solo que Siria sobrevivió e Irak aún sigue rengueando.

Lo que un año atrás mostrábamos como una guerra feroz, al mundo no le sorprendió la muerte de niños y mujeres, y hoy ya no lo vemos, porque Siria se encamina a establecer un control pleno sobre todo su territorio. Actualmente, las autoridades sirias confirman que el 80% del país está en manos del gobierno y controlado, pero aún falta un tramo por recuperar.

El tramo en cuestión es la provincia norteña de Idlib, cuyo territorio está ocupado por los terroristas del Frente Al Nusra, quienes estuvieron apostados en dicha provincia desde hace meses y resistiendo los embates tanto del ejército sirio como de la aviación rusa.

Por otra parte, esta provincia limita al norte de Siria con Turquía, donde también se ubican las tropas del ejército turco, quienes tienen ocupado los territorios del norte de la provincia con autorización de Estados Unidos. Pero su principal preocupación no son los sirios ni terroristas sino las fuerzas kurdas que se ubicaron en ese sector del país árabe.

En las últimas horas, las autoridades turcas y norteamericana iniciaron conversaciones para lograr crear un corredor de paz por donde los desplazados puedan regresar. Pero las autoridades exigen que el corredor sea de más de 400 kilómetros y que llegue hasta la frontera con Irak. En cambio, Estados Unidos cree que es demasiado amplio como para controlar y más aún con los terroristas acechando toda la región.

Para los turcos ese corredor también tiene un impedimento u otra preocupación, y son las milicias kurdas que se establecieron en dicho sector. También esta zona norte es controlada por las fuerzas sirias democráticas que son opositoras al gobierno sirio de Bashar el Assad y también enfrentadas al gobierno de Ankara, lo que hace este punto geográfico un tanto inestable a la región.

A su vez, luego de las conversaciones entre Turquía y Estados Unidos surgieron disputas entre ambos por la ocupación del norte de Siria, y los kurdos son la causa de este conflicto. Para Turquía es un problema y deben eliminar a todos los terroristas kurdos de la zona, y para Estados Unidos fueron de mucha ayuda para combatir terroristas.

En el 2018 se estableció que las fuerzas milicianas kurdas se desmantelaran con la ayuda de Estados Unidos y la presencia de norteamericanos y Turquía se dio para asegurar la creación de un sector de paz. Finalmente, el acuerdo entre ambos países no se logró y un año después retoman el diálogo para, finalmente, crearlo.

Recordemos que el 17 de septiembre de 2018 se estableció un alto al fuego por parte del gobierno sirio, el cual incluía el cese por parte de Rusia y la no intervención de Turquía durante esos días, así como también que la población que quisiera escaparse de dicha provincia pudiera hacerlo pacíficamente. Pero esto no sucedió y el alto al fuego se violó y los ataques por parte de los terroristas continuó y la ciudad sitiada ahora es Kafr Al-Ein en Idlib.

Según informaron los altos mandos del ejército sirio, esta ciudad está acorralada y así lograrán que los terroristas no puedan recibir más armamento ni suministros. De esta manera, Siria comienza a adueñarse de ciudades dentro de Idlib, el último bastión de los terroristas. También hubo bombardeos por parte de la aviación rusa en las ciudades de Hama, Idlib y Latakia.

El panorama en Siria se mantiene inestable por la intromisión de diversos actores externos como Turquía, que en los últimos tiempos tuvo mucha injerencia en el norte de la república árabe, lo mismo que Estados Unidos que participó en el rearmado de las milicias kurdas y está bajo sospecha el rearme de los terroristas en estas zonas. Rusia y Siria siguen a rajatabla el plan de eliminar todo peligro terrorista en el país. ¿La situación se controlará o, por arte de magia, el conflicto se trasladará a otras regiones?

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.