Si hay algo que me gusta, es cubrir los backstages o los making-of de programas de TV o de shows musicales. En esta oportunidad tuve el gusto de presenciar la previa del programa «Será justicia» que Lorena Maciel conduce todos los martes a las 22 por Canal Metro, en el que desde hace siete años trata diversas problemáticas judiciales y su repercusión en nuestra sociedad. Actualmente, además de su programa en Metro, los viernes a las 22 conduce por TN «Tiene la palabra» (junto a Luis Otero) y, de lunes a viernes a partir de las 12 pm, «Mediodía» .
LORENA1Volvamos al día de nuestro encuentro. Te comento que el martes 18 de diciembre llegué a las 16:50 a los estudios Dimar, donde muy atentamente me recibió una de sus colaboradoras y me pidió que la acompañe hasta el camarín, para aguardar la llegada de Lorena Maciel. Llegó a los pocos minutos y a partir de ese momento, todo comenzó a funcionar de manera acelerada: que la ropa, que los aros, que los zapatos, el maquillaje, el peinado… con mucha energía, cordialidad y buena predisposición, todo tenía que estar impecable para la grabación de su programa.
Mientras la peinaban y maquillaban, Lorena estuvo atenta a cada detalle y coordinó con seguridad extrema varias cosas a la vez: redactó una promoción de «Será justicia», habló por teléfono, escuchó las novedades de su productor, dio indicaciones para modificar su página web y hasta me permitió tomarle algunas fotos para reflejar ese momento.
LORENA3Cuando todo estuvo listo, la acompañé hacia el estudio de grabación: primero grabó la «promo» que había redactado minutos antes en su camarín, luego realizó la apertura de su programa y comenzó a dialogar con sus invitados respecto a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, un tema álgido que tiene alto impacto social en nuestros días. Mientras transcurrían las entrevistas, continué tomando fotos a Lorena en acción.
Cuando finalizó la filmación volvimos a su camarín. Ya más tranquila, pudo dialogar conmigo y responder algunas preguntas que tenía para hacerle: “nací en Capital, me crié en Caballito, fui a un colegio irlandés de doble escolaridad. Mi papá murió cuando yo tenía diez años”. Desde hace 16 años está en pareja y tiene tres hijos: “Miranda, de 11 años, Camilo, de 7 y Manuel, el más chico, tiene 5 años”.
En cuanto a su carrera, explicó que toda su familia se formó en la UBA: “por más que estudiaba danzas, siempre tuve incorporado que tenía que estudiar en la Universidad de Buenos Aires”, y así fue. Tiene dos hermanos mayores y aún recuerda el mandato materno. “Mi mamá decía: tengo el médico, tengo el contador, me falta la abogada”, pero Lorena eligió otra carrera: “me fui a la UBA, a la que le debo tanto, para ver todas las materias y me encantaron las de Comunicación”. Realizó la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y luego de 5 o 6 años de carrera, descubrió que quería especializarse en periodismo de investigación, en temas judiciales y que su madre tenía razón: “mi vocación era el derecho, me gusta mucho lo penal y quise hacer la carrera”.
Recuerda que comenzó en la Rock & Pop, como movilera en «Cuchillos de Palo»: “era un programa que se daba de 2 a 5 de la mañana, muy marginal, entré como oyente, después hice investigaciones, trabajé para Radio Mitre, hice algunas cosas para Telenoche, en .doc con Pergolini hice puro periodismo de investigación, no hice tanto judicial, pero de alguna manera están vinculados”.
LORENA4«Será justicia» comenzó en 2006, con la producción comercial de su amiga, Fanny Mandelbaum: “fue cuando quedé embarazada de mi tercer hijo, Manu. En marzo de 2013 cumpliremos 8 años”. Más allá de lo que ocurra el próximo año con los medios de comunicación, asegura que su programa continuará en el aire: “como sea, donde sea, va a seguir, tenemos una página web muy interesante: serajusticiadigital.com, que está actualizándose permanentemente, no solo sobre noticias judiciales, sino también de una representatividad importante sobre la justicia en las provincias”. Comentó que hace tres semanas estuvo en Salta, capacitando a voceros del poder judicial de todo el país y aseguró que “fue una experiencia totalmente enriquecedora; esa capacitación se hace con acuerdos del Tribunal Supremo de Justicia y FOPEA (Foro de Periodismo Argentino), no se cobran, y yo le estoy devolviendo de esta manera al Estado tanto de lo que me ha dado con la Universidad de Buenos Aires, entre otras cosas”.
Cuando le consulté por sus hobbies, se reconoció como una bailarina frustrada. “Mientras me planteaba si estudiaba abogacía, también me planteaba ser bailarina porque yo estudié y estudio baile contemporáneo pero no tenía base de clásico, y en la década del 90 era un impedimento, así que no pude”. Sin embargo, sigue estudiando danza y además hace yoga y otras disciplinas: “hice eutonía también, me gusta todo el tema corporal porque yo tuve bulimia y anorexia; el psicoanálisis, el tener registro del cuerpo y trabajar con esta distorsión de mi imagen corporal permitió que tenga una vida más sana, pude curarme y le pude transmitir a mis hijos que se trata de comer sano, no de estar flaco o gordo”. Afirmó que está muy comprometida con este tema y recuerda que lo trató en «Será justicia»: “hace poco hicimos un programa con (Máximo) Ravenna , sobre el derecho a conocer qué es lo que comemos, los etiquetados de los alimentos; son temas que tienen su correlato judicial”.
Lorena MacielSi bien tiene nuevos proyectos para el próximo año, confesó que no le interesa el dinero: “yo no quiero ser Susana Giménez, y me he encontrado con muchas colegas que eran buenas profesionales pero terminaron dándole más importancia a su aparición pública que a su formación, y eso es lo que yo no quiero”. Además de lograr una mayor formación académica en 2013, tiene un proyecto con Alejandra Vignolles -la autora del libro «Doble condena/La verdadera historia de Roberto Quieto»- y con Andrea Basconi –autora de «Elena Holmberg/La mujer que sabía demasiado» para hacer un documental: “pero todavía está en pañales”.
Está permanentemente motivada y expresó que: “me gusta mucho lo que hago, me gusta cada vez más todo lo que tenga que ver con la justicia, también lo civil y comercial”. Según Lorena, la gente cuando reclama sus derechos hoy sabe lo que está pidiendo: “me gusta el tipo de argentino que tenemos, que a pesar de ser arrogantes y prejuiciosos, tenemos un alto nivel de discusión sobre los temas sociales, políticos y judiciales: esto no se ve en el resto de los países de América”.
Respecto a la justicia, tan vapuleada últimamente, opina que hay jueces buenos y otros corruptos, al igual que los fiscales y funcionarios pero: “mi programa se llama «Será justicia», yo creo en la justicia, me parece que a lo que más hay que apuntar es a que el juez busque un acercamiento hacia la sociedad, acercar la justicia a la gente para revertir la mala imagen que tiene, si no la sociedad va a sentir que la justicia nunca está representando sus intereses, y eso no es verdad”. Está a favor del estado de derecho y de la república, y en contra de la pena de muerte, considera que implementarla “sería un retroceso total, lo fundamental es que se cumplan las leyes”.

Lorena con Euge Ali
Lorena con Euge Ali
Luego de dos horas y media de acompañar a Lorena Maciel, finalizamos nuestro encuentro alrededor de las 19:15. Es intensa, sincera, pujante, recta, segura de sí misma y de sus convicciones, y me dejó reflexionando tal vez sobre lo más importante: la Comunicación y el Derecho van de la mano de una gran referente.

Deja una respuesta