En vísperas del anuncio de una prolongación de la cuarentena, que la llevaría a una extensión de 80 días, el ministro de Transporte, Mario Meoni, anunció que los trabajadores exceptuados deberán volver a tramitar el permiso para circular y que, con esta medida, se procurará disminuir el movimiento de gente a lo estrictamente necesario.

En declaraciones periodísticas, el funcionario sostuvo que esta medida busca que “la gente solo salga cuando es necesario” y criticó a las “personas que no cumplen con la responsabilidad de quedarse en cuarentena”.

Por otra parte, Meoni remarcó que los trabajadores que están habilitados por cumplir tareas esenciales o empleados de comercios de cercanía serán nuevamente aprobados y aclaró que se “intensificarán los controles” en los accesos para disminuir la circulación entre la Ciudad de Buenos Aire y el Conurbano para así “evitar que las personas transporten el virus de un distrito al otro”.

Asimismo, el Ministro adelantó que en el nuevo certificado de transporte se va a poder “registrar un número de SUBE, con la cual se va a poder viajar automáticamente”, pero indicó que “aquel que por un caso de fuerza mayor deba viajar en el transporte público, lo va a poder hacer también”. Meoni manifestó que “esto nos va a permitir también elaborar una estadística de cuántas personas no exceptuadas deben viajar en el transporte público y poder tomar medidas a futuro”. “Lo que no se puede hacer es bloquear todas las otras tarjetas SUBE e impedir de esa manera que cuando alguien tenga que ir a un hospital o a atender algún caso de fuerza mayor, no se pueda subir a un colectivo o un tren”, precisó Meoni respecto a la posibilidad de limitar el uso de esta tarjeta de transporte.

Por su parte, el subsecretario de Transporte bonaerense, Alejo Supply, sostuvo que el cumplimiento de la cuarentena “es una cuestión de vida o muerte”. En ese sentido, indicó que “hace 15 días era la mitad de la gente circulando, hoy son ocho millones y medio y en ascenso” y subrayó que apuntan a que ese número disminuya. “Una forma de controlarlo es cancelar la apertura de los distintos rubros y volver a los permisos esenciales y que no haya la cantidad de permisos circulantes el día de hoy”, afirmó en declaraciones radiales.

“Por suerte, la gente eligió el auto sobre el transporte público, pero seguimos teniendo gente circulando y cada vez más contagios. Queremos que los únicos que viajen de capital a provincia de Buenos Aires sean los trabajadores esenciales. Siempre el uso del auto va a ser mejor que el transporte público en este contexto”, agregó Supply, quien precisó que “se está pensando en poner más controles a la provincia en algunos lugares y cerrar algunas estaciones de tren”.