Messi
A fin del 2012 se había instalado la cuestión sobre quién merecía el Balón de Oro al mejor jugador de la temporada. Los grandes candidatos eran dos figuras mundialmente conocidas: Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Finalmente, el argentino se alzó con el premio por cuarto año consecutivo,  marcó un nuevo récord y sentó precedentes.
CristianoSin embargo, la discusión no acabó allí. En cada clásico Real Madrid – Barcelona, se reaviva la polémica de acuerdo a las actuaciones individuales de uno u otro jugador. Ambos están constantemente en la primera plana de las noticias a nivel mundial. Actualmente, luego de la eliminación del Barça en la Copa del Rey a manos del equipo madrileño, pareciera que Cristiano se tomó revancha al convertir dos goles y ser la figura del encuentro.
La rivalidad y la competencia que existe y que los medios crean entre los dos deportistas se acrecienta día a día. El duelo se produce no solo en los partidos, sino también en las declaraciones, en los análisis y hasta en las charlas entre amigos. Los más beneficiados de la lucha Messi versus Ronaldo son los equipos dueños del pase de los jugadores. Las dos instituciones indirectamente se benefician, ya que se asocia su imagen a la de los jugadores. La marca “Barcelona” o “Real Madrid” se relaciona inmediatamente a la de “Messi” o “CR7” (Cristiano Ronaldo). De esa forma, el valor mediático de los clubes aumenta por lo que los dos genios del fútbol aportan.
Si hablamos en el ámbito económico, existe una relación casi directa entre el valor mediático que posee un club y los ingresos que estos generan. Por lo tanto, los dos deportistas cooperan significativamente al sumar valor a sus equipos. Por citar un ejemplo, Messi generó 21 millones de euros en 2012 con su marca. Los ingresos que forjó el F.C. Barcelona gracias a Lio son infinitamente mayores. En las giras del club por Asia, si el N° 10 no juega el partido, se reduce el pago entre un 30 y 50% del contrato estipulado. Lo mismo sucede con los derechos de transmisión de los partidos y los ingresos publicitarios donde se utiliza la imagen del crack.

Foto: Télam

Foto: Télam


El caso de la súper estrella del Real Madrid es similar. Desde que fichó para el Merengue, los ingresos de la institución aumentaron un 28%. El portugués llegó proveniente del Manchester United por 100 millones de euros en 2009. El equipo inglés vio un aumento considerable en sus ingresos ese año. A pesar de ello, el equipo catalán tuvo un crecimiento importantísimo de la mano de la figura del seleccionado argentino y, actualmente, ocupa el 2° lugar en el ranking. Desde el año 2007, en el que Messi explotó futbolísticamente y el Barça ganó innumerables títulos, el increíble aumento en ingresos es del 70%. La distancia con el club que más dinero genera a nivel mundial se acorta año a año. El Real Madrid creció en un 45%, ayudado en gran medida por su astro.
Messi o Cristiano Ronaldo. Ya no se habla solamente de lo que hacen domingo a domingo o miércoles a miércoles dentro de un campo de juego. Hoy analizamos cómo afectan los ingresos de los dos clubes más importantes del mundo. Podemos concluir que cualquier gesto, actitud o acción que lleven a cabo, repercute directamente en los ingresos de sus equipos. La expectativa que generan en los encuentros, la competencia por ser el “Pichichi” de La Liga (el máximo anotador al finalizar el torneo) o las diferencias de personalidad de los dos jugadores aumenta su popularidad y su imagen. Mientras tanto, Barcelona y Real Madrid cuentan los billetes.