Este jueves 1° de agosto ingresan tres estrenos del cine argentino a las salas de los Espacios INCAA.

Además, los sábados y domingos de agosto se renuevan los Clásicos Gaumont y durante todo el mes el protagonista será Leonardo Favio. Comienza este sábado 3 y 4 de agosto a las 12 horas con la película «Juan Moreira» (1973).

Mientras tanto, continúa el ciclo de La Sociedad Secreta del Cine, programado y presentado por Sebastián De Caro. El viernes 2 de agosto a la medianoche se proyecta «Fuego Gris» (1993). La película, dirigida por Pablo César, se estrenó como una película surrealista-dramática que no tiene diálogos, solo una banda sonora compuesta por Luis Alberto Spinetta.

Esa película que llevo conmigo

Dirigida por Lucía Ruiz.

En el año 2000, Lucía viajó con sus abuelos Pepe y Heber a conocer París y Madrid, de donde Pepe tuvo que exiliarse a los seis años para escapar de la Guerra Civil Española. Lucía registró ese viaje con ojo adolescente en su cámara VHS. Luego del fallecimiento de Pepe, se reencontró con el material grabado y comenzó otro viaje: rearmar esa historia familiar.

Marta Show

Dirigida por Bruno López y Malena Moffat.

Marta tiene 75 años y hace 14 que vive en la calle. Viajó por toda Latinoamérica como bailarina de cabaret y fue una de las pioneras del striptease en Buenos Aires. A partir de una fuerte crisis emocional que derivó en una internación, se desvinculó de familiares y trabajo quedando así en los márgenes de la sociedad. Pero gracias a su capacidad de lucha y ganas de vivir, inventa una nueva tarea que desemboca en la formación de una nueva familia: el «Marta Show».

Vigilia en agosto

Dirigida por Luis María Mercado.

A días de su ansiado casamiento, Magda es testigo de una sucesión de hechos que sufren personas cercanas y que involucran a su novio. Ella calla y lo niega, pero aquellos hechos la obsesionan y la persiguen. Los días siguientes, su salud comienza a deteriorarse sin motivo. Las elucubraciones hablan de una extraña enfermedad, de locura o posesión de un mal. Pero nada ni nadie deberán impedir su anhelada boda.

Deja una respuesta