Algunas de las provincias y regiones dentro del territorio nacional se encuentran en pleno proceso de regreso a la normalidad (hacia la vida pre pandemia), con reapertura de actividades, ampliación de cupos y aforos en diversos ámbitos y cambio de registro de fases.

Tales son los casos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que a partir de este martes 10 de agosto habilitó la totalidad de los asientos en el transporte público de pasajeros y la capacidad de hasta 20 personas de a pie en las unidades de colectivos de corta distancia. Cabe mencionar que esto último está permitido en horarios pico y, en el caso del tren (también en la provincia de Buenos Aires), pueden viajar hasta 4 personas paradas por cada metro cuadrado en los horarios de mayor circulación.

Asimismo, la Resolución 269/2021 publicada en el Boletín Oficial, aclara que «en los aglomerados, departamentos o partidos que se encuentren en situación de alarma epidemiológica y sanitaria, el uso de los servicios públicos de pasajeros quedará reservado exclusivamente para aquellos pasajeros afectados a las actividades, servicios y situaciones».

Al mismo tiempo, desde el Gobierno Nacional sugieren que las empresas de transporte público aumenten las frecuencias de sus móviles para evitar la conglomeración y controlen que la totalidad de sus pasajeros se cubran nariz y boca con barbijos, además de desinfectar permanentemente los vehículos para reducir la posibilidad de transmisión del virus SARS-Cov2.

Por otra parte, en la provincia de Chubut actualizaron los horarios y el aforo en diferentes actividades. Mediante el Decreto de Necesidad y Urgencia 646, se establece que «no habrá restricciones para la circulación urbana e interurbana de las personas dentro del territorio provincial, a excepción de aquellas que revistan la condición de caso sospechoso, caso confirmado de COVID-19 o los contactos estrechos de casos confirmados».

En cuanto al entretenimiento, se determinó una distancia de un metro cuadrado por persona y un límite de 100 espectadores en espacios abiertos, mientras que en eventos deportivos el cupo máximo será de 30% de su capacidad en espacios cerrados. El sector gastronómico amplía hasta 60%, de la misma manera que cines, teatros y gimnasios.

Al respecto de la reactivación del turismo, quienes ingresen a Chubut deberán tener la aplicación Cuidar descargada con un mínimo de 3 días de antelación y el horario de ingreso a sus límites geográficos será de 8 a 0 horas, con el debido certificado en caso de motivos ociosos.

Finalmente, en la provincia de Buenos Aires se cambió el sistema de fases por dos: general y de reserva. El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, compartió en su cuenta de Twitter las disposiciones. «Junto al ministro Nicolás Kreplak presentamos el informe semanal sobre la situación epidemiológica y la gestión de las medidas de cuidado. Según dispuso el Gobierno Nacional, a partir de hoy aplicaremos una fase general en todo el territorio de la provincia. Asimismo, habrá una fase de reserva para el caso de que se produzca un agravamiento de la situación epidemiológica en aglomerados urbanos de más de 300.000 personas. Gracias al esfuerzo y la solidaridad de la enorme mayoría de los y las bonaerenses, estamos en una situación mucho más holgada que en el pico de la segunda ola. Agosto es el mes de las segundas dosis. Vamos a completar los esquemas de vacunación, es el derecho de todos los y las bonaerenses y es el objetivo que se ha fijado nuestro Gobierno».

De esta manera, en conferencia de prensa, Bianco afirmó que «desaparecen las fases de alto, medio y bajo riesgo sanitario y epidemiológico. Solo contaremos con dos fases: la general, que aplica a toda la provincia de Buenos Aires, y la de reserva, que es la de alarma sanitaria y epidemiológica».

En relación a la fase general, en la que actualmente se encuentran los 135 municipios que conforman la región, «el aforo es de hasta el 70%, salvo bingos o casinos, que es del 30%» y «quedan suspendidos viajes grupales, reuniones sociales de más de 10 personas en el interior de las viviendas, las reuniones de más de 20 personas ​en espacios exteriores, las reuniones en espacios públicos de más de 100 personas, las actividades en discotecas, salones de fiestas o de baile», aunque «sí se pueden realizar eventos masivos hasta 1.000 personas», detalló el funcionario.

Finalmente, sobre la fase de reserva, Bianco manifestó que «en caso de que tenga que ponerse en vigencia, solo se aplicará en aglomerados urbanos o distritos de más de 300.000 personas, es decir, en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) o en los municipios de Mar del Plata y Bahía Blanca». «Los parámetros nuevos que estableció el Gobierno Nacional y que la provincia adopta, a partir de los cuales eventualmente esos municipios pasarían a fase de reserva, son dos: una ocupación de Unidades de Terapia Intensiva (UTI) superior al 80% y además una variación porcentual de 20% superior a la semana previa de las internaciones en UTI», que llevarían a «la restricción de circular de 20 a 6 horas, se prohíbe cualquier tipo de evento masivo, un aforo máximo de 50% para actividades económicas, comerciales y de servicios, y del 30% en actividades recreativas, culturales y religiosas».

«Toda la provincia se encuadra ahora en la fase general. Hoy en día no tenemos distrito en situación de alarma sanitaria», concluyó, al tiempo que recordó que «la pandemia no terminó», por eso debemos «seguir cumpliendo protocolos y manteniendo los cuidados como uso de barbijo, ventilación y distanciamiento».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.