La Psicogenealogía es un método que se aplica en base a conocer el árbol genealógico de las personas. Esta parte de la premisa de que determinados comportamientos inconscientes se transmiten de generación en generación e impiden al sujeto autorrealizarse, por lo que para que un individuo tome consciencia de ellos y se pueda desvincular de los mismos, es necesario que estudie su árbol genealógico.

La Psicogenealogía tiene dos objetivos principales: el primero es hacer tomar consciencia de los mecanismos familiares de la familia que los habita, luego, al ser el fruto de una larga cadena de seres del pasado, entre quienes están no solo los padres sino también los abuelos, incluso los bisabuelos (así los haya conocido o no), están en el alma familiar, viven hermanos, primos, amigos de la familia, personas que son amadas u odiadas en el presente o en el pasado en las diferentes generaciones. Su segundo objetivo es ayudar a liberarse de conflictos familiares no resueltos que impiden vivir autónomos los deseos y planes propios.

Lo que llamamos transgeneracional es la transmisión de una herencia que resulta de generaciones lejanas. A veces, esta herencia recibida puede resultar muy pesada o no querida para la nueva generación.

Por ejemplo, una persona puede reproducir de manera inconsciente el mismo problema repetitivo sufrido por las generaciones precedentes. Por ejemplo, para ser leal con su familia, un individuo vivirá las mismas dificultades y el mismo sufrimiento para seguir perteneciendo por completo a su núcleo familiar. Es pagando su tributo que conserva su sitio en su familia.

Desde hace varias décadas, el psicoanálisis en sus inicios afirmaba que la vida psíquica de cualquier individuo se sostenía en la relación de este con su familia, en especial con los padres. Para Sigmund Freud, el carácter de los vínculos entre padres e hijos en la primera infancia van a ser determinantes para su personalidad adulta.

La psicogenealogía clínica es a su vez un arte y una ciencia, y se necesita mucho tiempo para aprenderla, para lo cual es necesario una supervisión que acompañe este aprendizaje. Implica una formación constante. El enfoque psicogenealógico permitió investigar de qué forma la vida de los ancestros afectan el cuerpo y mente de las personas, permitiendo explorar la historia personal y encontrar rastros de marcas actuales, siendo de mucha utilidad en Medicina, pero también en otro tipo de disciplinas de estudio como las que tienen que ver con el comportamiento humano y social como la Educación, Sociología, Antropología y el Derecho.

Lealtades invisibles

¿Cómo pueden explicarse tales repeticiones? ¿Por qué repetimos cosas vividas por nuestros padres o por nuestros ancestros?

Repetir los mismos hechos, fechas o edades que conforman el drama familiar de nuestros ancestros es, para nosotros, una manera de honrarlos y de serles leales. Esta lealtad es la que empuja a un estudiante a suspender un examen, con el deseo inconsciente de no estar por encima de su padre socialmente, o a seguir siendo fabricante de instrumentos de música de padre a hijo o, para las mujeres de una misma línea genealógica, casarse a los 18 años para dar a luz a tres hijos y, si es posible, niñas.

A veces, esta lealtad sobrepasa los límites de lo verosímil: ¿conocés la historia de la muerte del actor Brandon Lee? Lo mataron durante un rodaje porque, desafortunadamente, alguien había dejado olvidada una bala en un revólver que debía estar cargado con balas de fogueo. Ahora bien, justo 20 años antes de ese accidente, su padre, el famoso Bruce Lee, había muerto en pleno rodaje por una hemorragia cerebral, durante una escena en la que debía interpretar el papel de un personaje muerto accidentalmente por un revólver que debería haber estado cargado con balas de fogueo.

¡Estamos literalmente impulsados por una poderosa e inconsciente fidelidad a nuestra historia familiar y tenemos una gran dificultad para inventar algo nuevo en la vida!

Si tomamos cualquier árbol genealógico, vemos que está repleto de muertes violentas y adulterios, de anécdotas secretas, de bastardos y de alcohólicos. Estas son cosas que se ocultan, heridas secretas que no se quieren mostrar.

Ahora bien, ¿qué ocurre cuando, por vergüenza o por conveniencia, no hablamos del incesto, de una muerte sospechosa, de los fallos del abuelo? El silencio que se haga sobre un tío alcohólico, creará una zona de sombra en la memoria de un hijo de la familia, quien para colmar ese vacío y rellenar las lagunas, repetirá en su cuerpo o en su existencia el drama que se le intenta ocultar. En una palabra, será alcohólico como su tío.

Pensamiento concluyente

Como conclusión de lo expuesto y por habernos sentido atravesados todos y cada uno de nosotros por la psicogenealogía, quiero resaltar lo importante que es para mí tener una visión integral de la persona que tenemos frente a nosotros a la hora de iniciar, transitar y concluir una terapia. Y plantearlo para hacer una constelación y cuánto hay de conectividad con el tema.