En una nueva prórroga de la cuarentena por la pandemia de coronavirus, el presidente Alberto Fernández anunció que en esta ocasión en la que el aislamiento continuará hasta el 24 de mayo, el país estará inmerso en las fases 3 y 4 de esta medida. La segunda, que incluye más actividades con libertad de funcionamiento, regirá para la mayoría del territorio, mientras que el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) seguirá en la 3, con las mismas restricciones que hasta ahora.

El Presidente señaló que los gobernadores de cada provincia podrán autorizar la actividad de industrias y comercios, siempre que cumplan con los protocolos para cada sector, que publicará el Poder Ejecutivo. En el caso del AMBA, continuará la cuarentena como hasta el momento (con algunas excepciones), Fernández sostuvo que “en el Interior del país, la habilitación de industrias y comercios está en manos de los gobernadores”.

“Estamos anexando protocolos de actividad y lo único que tendrán que verificar los gobernadores es que esos protocolos sean cumplidos y después fiscalizar que se sigan cumpliendo”, explicó el primer mandatario. “No queremos que se use el transporte público, por lo tanto, aquellas empresas que quieran abrir deberán proveer el transporte a los empleados», aclaró el Jefe de Estado.

Por otra parte, Fernández indicó que «hay lugares en el interior donde habitan más de 500.000 habitantes, pero que ya han logrado superar los 25 días» de duplicación de contagios. «Vamos a ser muy rigurosos y muy meticulosos en controlar esto y si las cosas se invierten volveremos para atrás, por eso es muy importante la responsabilidad ciudadana», añadió el Presidente.

“El decreto va a disponer que toda la Argentina pasa a la fase cuatro, mientras que el AMBA sigue en la tres. Esto no es un avance ni un retroceso, es trabajar con seriedad. En la Ciudad y el Gran Buenos Aires siguen las cosas como hoy”, sostuvo Fernández. “Les pido a los porteños y a los vecinos del Gran Buenos Aires que tengan paciencia. Acá está concentrado casi todo el riesgo de la pandemia. En la Ciudad y el Conurbano siguen las cosas como están hoy: el Poder Ejecutivo analizará si hay condiciones para habilitar actividades”, dijo el Jefe del Estado.

El Presidente destacó que, en el análisis del total del país, los contagios de coronavirus se duplican cada 25,1 días, pero advirtió que la región del AMBA todavía está lejos de ese objetivo porque concentra el 86,2% del total de casos y es donde se duplican las cantidades cada 18,8 días.

“El polo urbano que comprende a la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires continuará en la fase 3 del aislamiento. Por ejemplo, para habilitar comercio o industrias habrá que pedir autorización al Poder Ejecutivo Nacional, y allí analizará para que la actividad vuelva a funcionar. Sigue prohibido el transporte interurbano”, manifestó. “El lugar más conflictivo que tenemos es el AMBA, y quienes están a mi lado piensan igual que yo”, subrayó Fernández, acompañado por Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta.

Cuarentena porteña

Tras el anuncio presidencial, uno de los responsables políticos del AMBA, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, especificó cómo seguirá el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. En ese sentido, Larreta señaló que «vamos a sumar actividades de forma gradual» y que propondrán al Ejecutivo nacional «el día lunes una gradualidad» para su implementación.

En primer lugar, a partir del martes podrán abrir “librerías, florerías, jugueterías, perfumerías, decoración, materiales eléctricos, electrodomésticos e instrumentos musicales», detalló el titular del Ejecutivo porteño y agregó que desde el jueves lo harán bicicleterías, concesionarias, motos, inmobiliarias, mueblerías, joyerías, bijouterie y relojerías. “Van a abrir de 11 de la mañana a 21, para que no coincida con el horario pico con el resto de las actividades”, indicó Larreta.

Otro punto que explicó el mandatario es que podrá ingresar a los comercios una persona cada 15 metros cuadrados del espacio comercial que tengan para mantener el distanciamiento. “Cada comercio debe poner en la puerta cuánta gente puede entrar”, explicó.

El Jefe de Gobierno expresó también que la apertura de “negocios de indumentaria y zapatería están previstos para la tercera etapa”. La fecha exacta dependerá de cómo evolucione la curva de contagios y “que se cumplan los criterios de distanciamiento social”. Asimismo, esto será analizado para decidir habilitar a las empleadas domésticas.

“Vamos a sumar los locales gastronómicos donde hoy ya funciona el delivery para que la gente pueda retirar la comida”, señaló Larreta y añadió que “vamos a ir reabriendo las ferias alimentarias barriales. Vamos a hacer una disposición para que los locales estén más separados que lo habitual. En la industria de la construcción vamos a sumar la primera etapa que son las tareas de excavación y demolición donde hay un componente de seguridad”. También se permitirá realizar mudanzas, aunque solamente los fines de semana.

En lo que hace a compras no esenciales, se podrán hacer según la terminación del Documento de Identidad (DNI). Los días pares podrán salir las personas con DNI con terminación par y los días impares los que tengan terminación impar. “Será de lunes a viernes. Estamos hablando de comercios de cercanía, donde se llega caminando. No se puede usar el transporte público ni el auto particular para ir de un lugar a otro para comprar”, precisó el Jefe de Gobierno.

En el caso de comercios esenciales como “alimentos y farmacias se sigue manteniendo el régimen como el primer día de la cuarentena. Abren todos los días y se puede ir a comprar todos los días de la semana. No hay restricción del DNI”, explicó el funcionario.

Otro tema al que se refirió Horacio Rodríguez Larreta es el esparcimiento para los menores. “Uno de los sectores que más nos preocupan son los chicos. Venimos hablando mucho con expertos. Estuvimos viendo los estudios que hizo Unicef. Los menores son los únicos que no han podido salir. Vamos a incorporar que los fines de semana los menores de 16 años podrán salir a caminar no más de 500 metros con su padre o madre. Durante una hora”, señaló. La modalidad será la misma que para compras no esenciales, con el número de documento del adulto que los acompañe.

Una medida que tomará el Gobierno porteño para facilitar el distanciamiento entre personas es peatonalización de calles. “Vamos a hacer que 100 calles de la Ciudad generen espacios peatonales para que la gente camine manteniendo la distancia y para que haga colas en los comercios que se van a abrir. En algunos casos vamos a sumar carriles al espacio peatonal y en otros casos, donde haya mayor concentración de comercios, vamos a cortar directamente la calle”, indicó Larreta.