Sebastián Ieraci, un joven de 23 años, en 2014 soñó con crear energía renovable para su escuela y hoy lo logró. Su Escuela de Educación Media Antonio Devoto, en la capital argentina, hoy es uno de los primeros centros públicos de Buenos Aires que logró, desde noviembre pasado, abastecerse 100% de electricidad con la energía renovable que se genera en el propio edificio. “La idea se nos ocurrió a un grupo de compañeros del colegio en 2014, pero nunca creímos que pudiera hacerse realidad», cuenta Sebastián a la agencia Inter Press Service.

El proyecto de paneles solares que encabeza Sebastián fue el ganador entre las más de 70 iniciativas que alumnos de colegios presentaron en 2014 a la Legislatura local, y en 2016 el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (GCBA) lo puso en marcha, con un primer paso que fue comenzar estudios de factibilidad en más de 600 edificaciones escolares.

Pero fue en 2017 cuando la escuela recibió la ayuda definitiva para acercarse a la energía solar, ya que el colegio volvió a presentar el proyecto en un concurso, esta vez en BA Elige, programa de participación ciudadana en el que los más de tres millones de habitantes de Buenos Aires votan los proyectos que quieren que se lleven adelante y que son ganadores de la financiación para poder hacerlos realidad. Los vecinos de Devoto opinaron a través de internet, respaldaron la instalación de paneles solares en las escuelas del barrio y posibilitaron así al Estado adjudicar el presupuesto y materializar el sueño de este grupo de jóvenes.

Aunque actualmente son solo siete las escuelas y colegios estatales de la ciudad que poseen paneles solares, las autoridades aseguran que ya tienen identificados otros 140 edificios escolares que reúnen las condiciones adecuadas de radiación solar para generar energía y que el plan es sumar a todos, paulatinamente, a la generación fotovoltaica.

Legislatura y Escuela

El programa La Legislatura y la Escuela se trata de una actividad que se realiza desde hace más de 20 años, en la que se invita a estudiantes avanzados de centros secundarios a que presenten propuestas al parlamento de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en las áreas de Ambiente, Espacio Público, Tránsito y Transporte y Seguridad.

Según las estadísticas de consumo del GCBA para el año 2013, el consumo de energía eléctrica superó ampliamente su peso en la población total del país. El indicador local supera el registro de otras ciudades y el promedio nacional (2,5 MKw/hab). La demanda de energía eléctrica se eleva año tras año, impulsada por el consumo residencial y oficial, según las estadísticas presentadas.

Esta, sin dudas, es una posible solución para los cortes de luz que se presentan cada verano en la capital y que generan pérdidas en el sector económico y humano. Los barrios afectados casi siempre son los mismos y podrían tener una fuente de energía renovable que les garantice pasar el verano sin penurias.