A partir de este viernes 13 de noviembre, las pasajeras y los pasajeros de transportes públicos en la República Argentina volverán a tener la posibilidad (e incomodidad) de viajar parados.

Vale mencionar que la resolución comprende a los colectivos y trenes e implica a un máximo de 10 personas sin asiento, manteniendo las medidas de distanciamiento social, protocolos establecidos y solamente durante los horarios denominados «pico», es decir, de 7 a 10 horas y de 17 a 20 horas.

Asimismo, es necesario recordar que para utilizar el servicio público de transportes hay que contar con el Certificado Único Habilitante para Circulación (CUHC) o permiso de la aplicación CuidAr en el dispositivo móvil. Se mantiene el uso obligatorio de tapabocas o barbijo en todos los usuarios.

Por otra parte, la decisión del Ministerio que lidera Mario Meoni dispone que las empresas prestadoras garanticen la máxima frecuencia de sus vehículos y ventilen e higienicen permanentemente los coches, labor que supervisará la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).