Pese a que no logró obtener su independencia de Gran Bretaña, Escocia comienza el año con un gran avance en materia de derechos e igualdad de oportunidades.
Con la vigencia de la reciente ley que permite la unión civil entre parejas del mismo sexo, la pareja que conforman Joe Schofield y Malcolm Brown se convirtió en el primer matrimonio de hombres en el país europeo. Asimismo, Susan y Gerrie Douglas Scott también celebraron su casamiento y, de esta forma, son las primeras mujeres en «darse el sí».
Ambos acontecimientos tuvieron lugar en Glasgow y participaron del evento la ministra Nicola Sturgeon y el miembro del Parlamento Patrick Harvie, en un gesto que respalda la inclusión de homosexuales y lesbianas y sus derechos e igualdad de de oportunidades para todos los géneros.
«Estamos encantadas de que, finalmente, después de 18 años juntas, nuestro amor tiene finalmente el mismo reconocimiento en ley y ante la sociedad como otras parejas casadas», expresaron Susan y Gerrie, de 54 y 59 años, respectivamente.
«Finalmente hoy somos reconocidos como un matrimonio. Estamos orgullosos de ser una de las primeras parejas en Escocia que puede llamarse oficialmente marido y marido», manifestaron Joe y Malcolm, ambos de 42 años de edad.
Finalmente, Sturgeon declaró que estos matrimonios son un gran paso «para la igualdad en Escocia, donde las parejas del mismo sexo tienen el derecho de casarse con la persona que quieren».