Con un acto realizado en el Museo del Bicentenario y encabezado por el presidente Alberto Fernández, se promulgaron dos leyes que amplían los derechos de las mujeres y de las personas gestantes, la Ley 27.610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y Ley 27.611 de los Mil Días, la Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia.

«Nadie puede sentirse en paz consigo mismo viviendo en una sociedad sin igualdad. Y la primera igualdad es que todos tenemos capacidad de decidir», remarcó en su discurso el mandatario, además de expresar que «hoy es un día de felicidad para todes, porque estamos haciendo una sociedad más igualitaria, más justa. Y lo hicimos entre todos y todas», expresión que fue acompañada y aplaudida por las personas presentes en el acto, entre quienes se destacaban la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; el ministro de Salud, Ginés González García; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra; además de militantes por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, periodistas y funcionarios del Gobierno que acompañaron el transcurso de debate de estas leyes.

Por su parte, Elizabeth Gómez Alcorta destacó y agradeció a los senadores y diputados de otras agrupaciones políticas que permitieron la discusión de estas leyes y que van a implicar un cambio cultural respecto a los cuerpos y los deseos de las mujeres.

Quien también dio un discurso con su voz entrecortada por la emoción fue Vilma Ibarra, quien aseguró que la ley de IVE viene a dar respuesta a un grave problema de salud pública que hay en la Argentina, que es el aborto clandestino, y que se viene a reparar esta situación que hasta el presente el Estado respondió con amenazas de cárceles, y prisión efectiva contra las mujeres. Con esta ley cambiamos el paradigma, el Estado con su sistema de salud va a tratar a las mujeres con dignidad y con respeto, nos pone en un nuevo lugar en la sociedad.

Para concluir su discurso, agregó que «en un mundo y en un país que todavía guarda tantas desigualdades aún más para las mujeres, donde las mujeres nos cuesta más cada paso, esperamos dejarle a las nuevas generaciones un país un poquito más igualitario».

Con la promulgación de la ley IVE y su publicación en el Boletín Oficial, luego de ocho días entra en vigencia a partir del 24 de enero en todo el territorio nacional y esto permite que las causas penales que estén abiertas contra mujeres que hayan abortado deberían caer automáticamente, es decir, que deberían quedar sobreseídas y quienes estén presas deberían quedar en libertar, siempre que se cumpla con lo estipulado con la ley. Los jueces y juezas deberían actuar de oficio, ya que la interrupción del embarazo deja de ser un delito. Aunque esta situación es poco probable que ocurra, los defensores serán quienes deberán accionar para que las mujeres queden sobreseídas.

Asimismo, vale agregar que la implementación de la misma va a depender del Ministerio de Salud y hay que aguardar su reglamentación.

De esta forma, Argentina se convierte en el cuarto país americano en despenalizar el aborto (está permitido en Uruguay, Guyana, Cuba y en algunos Estados de México) y las mujeres y personas con capacidad de gestar pueden acceder a interrumpir su embarazo de forma legal, libre y gratuita hasta la semana 14 de gestación, además de recibir atención médica postaborto. Para aquellas personas que necesiten información para una interrupción voluntaria del embarazo, pueden comunicarse al 0800-222-3444, línea de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud.

Respecto al «Plan de los Mil días», se establece una extensión a la Asignación Universal por Embarazo que abarca toda la gestación y también la provisión de alimentos, medicamentos, vacunas para garantizar el crecimiento y desarrollo de la niñez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.