Como lo ves en el cine, reducir un camión requiere la planificación de muy pocas personas, conseguir los vehículos necesarios para el atraco, reclutar algunos delincuentes y no reunir un plantel mayor a 30 personas. El hecho no demora más que algunos minutos y se realiza como en un film, fiel al estilo hollywoodense. Los números en este ámbito también lo son: el robo de camiones en Argentina representa una pérdida para las empresas de casi 900 millones de pesos al año.
robo camionesDurante los dos primeros meses de este año fueron asaltados 151 camiones de transporte de mercaderías, que se pueden detallar en las siguientes áreas: 24 fueron en el mes de enero en la Ciudad de Buenos Aires, 35 en el Gran Buenos Aires y 22 en el Interior, lo que da un total de 81 robos. En cambio, en febrero este número disminuyó levemente y arrojó 22 asaltos en Buenos Aires, 30 en el Conurbano y 18 en el resto del territorio nacional.
En comparación con el mismo bimestre del año anterior, los números se invierten y febrero duplicó la cantidad de robos (149) con respecto al primer mes (73) de 2012. El detalle es el siguiente: 22 en Capital Federal, 31 en Gran Buenos Aires y 20 en el Interior, mientras que en el mes de febrero se produjeron 39, 68 y 42, respectivamente.
En cuanto a las zonas donde aumentó el robo de camiones en el primer bimestre de este año, se destaca la Zona Sur del Conurbano (Lanús, Lomas de Zamora y Florencio Varela), que refleja un incremento del 32% seguido del 26% para el Interior de Argentina y 17% para CABA (donde se destaca el barrio de Parque Patricios).
robo camionesPor otra parte, el tipo de mercadería sustraída se puede segmentar en carga general con el 39%, seguido de los productos alimenticios, que representan el 24% del total. A estos le suceden los artículos de perfumería (8%) y las bebidas, los electrodomésticos, medicamentos, la indumentaria y el calzado, todos con el 5%. Un estudio realizado por la consultora Iezzi & Varone refleja otro ranking: 31% para alimentos, 20% para productos de perfumería y 17% para electrodomésticos. La investigación, luego del análisis, sentencia y convierte en cómplice a toda la sociedad: “no se roba lo que no se vende”.
Un detalle no menor que puede servir de disparador para la interpretación de diversas cuestiones es que, según el informe realizado por Assistcargo, se redujo la cantidad de camiones robados pero cada vez se trata de transportes con mayor valor. Además, a diferencia de otros años, se producen cada vez más a distancias mayores a 600 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires y no al entrar a la capital, como lo fue históricamente.
robo camionesPero esta historia no se trata de héroes y villanos como en una producción de cine de acción, sino de un tema que afecta directamente a los choferes y sus familias, influye en las finanzas de las empresas y las compañías aseguradoras, implica a las fuerzas de seguridad y, cuando compramos productos de origen dudoso, se introduce a la sociedad como uno de los actores, y no precisamente como «el bueno de la película».