El presidente del Banco Provincia de Buenos Aires, Juan Cuattromo, anunció que no se continuará con el programa de descuentos del 50% en supermercados porque «costaron 8 millones de pesos y distorsionaron el balance» de la entidad.

En declaraciones a los medios, el funcionario señaló que «los descuentos de 50 por ciento en supermercados fueron lo suficientemente onerosos como para distorsionar todo el balance del banco. Ninguna otra entidad pública de la anterior administración hizo algo así, nunca. Tampoco las privadas». Estas promociones estaban vigentes los terceros y cuartos miércoles de cada mes y dejaron de hacerse el mes de octubre.

Cuattromo sostuvo que en el gobierno anterior «mostraban resultados a través de Leliq y nosotros sabemos que un banco público no es un banco privado». Respecto de la situación en que encontró al banco, señaló: «Decían que estaba todo ordenado y hasta el último día buscaron reperfilar un bono. Queremos poner al banco al servicio de la producción, el empleo y la asistencia a las pymes”.

«La situación financiera era potencialmente complicada, por el financiamiento y por la propia estrategia de la administración de la gestión anterior de invertir buena parte de sus activos en Leliq. Trabajamos para cambiar ese curso», precisó.

Sobre el estado financiero del distrito, el titular de uno de los mayores bancos públicos manifestó que «encontramos una Provincia con problemas de acceso a los mercados, intentando reperfilar su deuda, sin recursos en la caja y con este bono. Todo esto en el medio de un proceso de renegociación de la deuda nacional, que lanzó el gobierno anterior para toda la deuda del sector público».

Trabajamos buscando el consentimiento para extender el pago. La voluntad de pago está, lo que no tenemos son los recursos. No hay acceso a los mercados, el gobierno anterior lo perdió y luego vino un endeudamiento masivo con el FMI. Una carrera financiera muy peligrosa», alertó.

Por último, consideró que «lo razonable para todas las partes es diferir el pago de vencimiento de capital. Hay una estrategia de negociación que demanda no hacer pagos de capital. Por eso es razonable pedir la extensión en el vencimiento de este bono. La Provincia tiene una estrategia alineada con la Nación».