«Ya que la ola de calor va a continuar hasta el martes, di la instrucción de que se decrete la emergencia en la Ciudad». Con estas palabras, el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, dio comienzo a la conferencia de prensa en la que precisó el asueto administrativo para el día lunes 30 y la recomendación de reducir el consumo eléctrico por parte de los ciudadanos porteños, tanto como evitar «buscar responsables», hecho que desdijo inmediatamente después al acusar al Gobierno Nacional de no brindar respuestas por la ola de calor que azota al país durante el mes de diciembre. Entre sus dichos, destacó que las empresas responsables del servicio no realizaron las inversiones necesarias ni el Estado efectuó los controles para prever esta situación. Asimismo, convocó a una reunión de comité de emergencia para el domingo, en la que detalló que invitó a quien está al frente del Ministerio de Seguridad, María Cecilia Rodríguez.
Para sumarle temperatura al ambiente, que ya de por sí se encuentra caldeado, Macri afirmó que «esto no se resuelve si no es invirtiendo durante varios años… esto vino para quedarse». Con la reiteración del término «crisis» se refirió a esta ola de calor histórica, sin asumir las responsabilidades que corresponden a todas las partes, e insistió en que la gente se acerque a las comunas o se comunique a la línea 108 para «saber quiénes son los afectados». Además, criticó la gestión privada de las empresas Edesur y Edenor, sin mencionarlas. «Va a llevar un par de años resolverlo y va a seguir pasando durante los próximos veranos, por eso es importante el trabajo en conjunto entre nosotros y el Gobierno Nacional». Por si fuera poco, este sábado 28 de diciembre se volvió a romper la marca para un fin de semana, ya que el consumo energético llegó a 21.264 megavatios. Al respecto, desde el Ministerio de Planificación que lidera Julio De Vido emitieron un comunicado que expresa: «Como consecuencia de las altas temperaturas que se registran en todo el país hace más de diez días y el mayor nivel de actividad, se rompió la marca anterior del sábado 21 de diciembre de 2013, a las 14.35 horas con un pico 20.606 megavatios».
Ni el Gobierno de la Ciudad ni el Nacional ofrecen respuestas claras o proyectos para solucionar la situación inmediatamente. Mientras tanto, las miles de personas que desde hace casi dos semanas no cuentan con el servicio eléctrico y que, en muchos casos, se complementa con la falta de agua potable, esperan respuestas… en silencio y en las sombras, como siempre.