Sigamos con esta troligía y conozcamos a Poseidón. Al igual que su hermano Hades, su nacimiento no fue muy feliz. Cronos, su padre, se tragaba a los hijos que engendraba por miedo a ser destronado, cosa que así sucedió, pero esta parte de la historia se las voy a contar más detenidamente cuando hable de quien completa el trío: Zeus.
Como les había hecho mención en la nota sobre Hades, el lugar en el mundo que le tocó a Poseidón fueron los mares, manantiales, ríos, y arroyos.
Su castillo se encontraba en las aguas profundas donde él habitaba, y siempre vivía acompañado de sus corceles blancos, tan blancos como la espuma del mar.
PoseidónPoseidón o Neptuno, como se lo conocía en Roma, también tiene su carácter y cuando lo contradecían lanzaba su tridente con tal fuerza que levantaba olas de metrajes inconmensurables. Su ira no pasaba desapercibida y si estaba en días de capricho, llegaba a destruir ciudades, pueblos y aldeas. Tal es así que se lo vincula con los maremotos y también con los terremotos.
Si sus días eran apacibles y serenos se entretenía lanzando su tridente a los monstruos marinos para que no enturbiaran las aguas y así los Dioses y ninfas pudieran mirarse al espejo de los lagos transparentes, y también algún que otro adivino pudiera, a través de las aguas, predecir el destino de algún héroe.
Poseidón es uno de los Dioses más temido, especialmente por su carácter inconstante y variable. Si bien su reinado es bastante extenso, no se conformó solo con este: siempre anheló poseer Atenas y traicionó a su propio hermano Zeus para apoderarse de dicha ciudad. Cuando este se enteró lo convirtió en mortal por un año, y en este tiempo Neptuno ayudó a construir diques para contener las olas que llegaban hasta Troya.
Si bien tuvo esposas, amantes y con ellas una gran descendencia, es muy conocida la relación que tuvo con Medusa, con quien tuvo al hermoso caballo alado Pegaso.
Para poder poseer a diosas o ninfas muchas veces se convertía en caballo y los delfines eran sus aliados.
Característica física y símbolos de Poseidón
Su aspecto físico era muy parecido al de sus hermanos. Si bien Hades era de tez oscura, los rasgos y rulos eran muy parecidos a los de Zeus, al igual que Neptuno que llevaba también sus cabellos largos y con rulos. Pero en este caso con pelo blanco, por eso también se lo conoce como el anciano del mar.
gandalf y baculoLleva un tridente como símbolo de poder. Este tridente está unido a una lanza con tres puntas (tridente significa “tres dientes”). Es la misma lanza que lleva Gandalf  “el gris”, el mago de «El Señor de los Anillos», con la diferencia  que en vez de terminar en tridente posee una bola de cristal.
La lanza, el báculo, el bastón, la vara, aún la columna vertebral, representan por dónde circula la energía de poder, cada Dios o ser mitológico en la terminación de su cayado tiene representado el poder propiamente dicho. Por ejemplo, en el caso de Gandalf, la bola de cristal le da el poder de la intuición y la sabiduría de saber qué camino elegir.
En el tridente, Neptuno debe recordar el ciclo de vida: creación, mantenimiento y destrucción; pasado, presente y futuro. Pero lo más importante es nunca olvidarse que, junto a sus hermanos, es el regente de uno de los planos fundamentales del universo: las aguas.
Espejo de fuenteEn simbología, las aguas representan los sentimientos y las emociones, de ahí la ambivalencia de este Dios. Su fluctuación es natural al elemento que representa.
Cuando el agua está serena, el elemento es maleable y flexible porque puede sujetarse en cualquier recipiente. Así es la emoción, necesita de contención. Cuando la emoción no tiene salida, al igual que el agua, va a buscar por dónde filtrarse y no solamente eso, sino que llegado el momento, esa limitación no será la suficiente y tratará de romper todas las barreras, descontrolándose hasta llegar al desborde.
narcisoEl agua es simplemente un reflejo de la emoción y pensamiento que emanamos de nuestro corazón y mente.  Y voy a poner dos ejemplos diametralmente opuestos: uno es el mito de Narciso. Se enamoró de su propia belleza reflejada en un lago y quedó tan embelesado de sí mismo que terminó arrojándose a las aguas que contemplaba. No pudo con su vanidad, era tal su enamoramiento hacia su propio ser que no pudo discernir que ese al que observaba no era él, sino el reflejo de una imagen que él miraba. El otro ejemplo es el espejo de Galadriel (en «El Señor de los Anillos»): una fuente de agua cristalina donde podían ver el pasado y el futuro, donde las emociones están total y absolutamente calmas, apacibles y serenas pero, siempre hay un pero, cuando se consulta al espejo las energías del agua expresan como un test de Rorschach la proyección de lo interno y, tanto Frodo como Galadriel, tuvieron que pasar por la prueba de reconocer quiénes eran internamente. Les dejo el video de esta escena, porque una imagen vale más que mil palabras. Solo lleva 5 minutos y los símbolos son infinitos.
En definitiva, Neptuno representa la fuerza que está más allá de lo que comprendemos. Por eso se lo asocia con lo místico, con las fuerzas que están fuera de nuestro control, con la adicción, con la religión y con las ciencias ocultas, con la revelación interior y con la sed espiritual.