La violencia política fue incorporada en 2019 a la normativa de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres (Ley 26.485) por iniciativa de la senadora Nancy González.

Esta modalidad comprende una serie de acciones contra omisiones que pretenden limitar o anular la participación de mujeres y diversidades en el ámbito de la política. Entre los indicadores más frecuentes de dichas prácticas contamos con burlas, desprestigio, hostigamiento y acoso, entre otras.

Haciendo eco de esta problemática que, pese a la legislación actual, continúa vigente en el escenario político, el centro de estudios Proyecto Generar realizó la primera Encuesta Federal de Violencia Política. 

Para conocer más sobre este trabajo charlamos con Marianela Flores, presidenta de Proyecto Generar. 

¿Cómo surgió la iniciativa de realizar este relevamiento federal?

«La verdad que teníamos como objetivo visibilizar la violencia política porque es una de las violencias que, si bien está en la cotidianidad de quienes militamos y ocupamos cargos políticos, la urgencia de otras violencias de pronto hace que debatamos menos sobre esta.

Entonces, desde 2021 con Proyecto Generar armamos esta encuesta que se hizo en todo el país, respondieron 1.500 compañeras que, además, compartieron sus experiencias. Desde nuestro lugar agradecemos a las organizaciones que militaron esta encuesta, ayudaron a difundirla para que obtengamos estos datos y a las compañeras que se tomaron el tiempo y confiaron sus experiencias porque, por más que sea violencia política, la persona no deja de movilizarse al contar lo que le sucedió.»

¿Cuáles fueron los principales indicadores de violencia que aparecen en las respuestas?

«Hubo varios tipos de violencia que hemos registrado, muchos casos de acoso, de violencia simbólica, mediática, amenaza, hostigamiento. No solamente en espacios partidarios también en sindicales. Creo que un dato que es impactante es que 7 de cada 10 mujeres respondieron haber padecido violencia en un ámbito de la política. Esto es importante porque, además de darnos un dato concreto, nos permite ver cómo aprendimos en este tiempo a registrar las violencias. Hay prácticas que de acuerdo al ámbito podemos naturalizar, entonces decir que estas mujeres registraron prácticas violentas es una construcción colectiva nuestra.»

Entre los datos más significativos de la Encuesta Federal de Violencia Política encontramos que 70,5% expresó haber sufrido violencia, 62% presenció episodios de violencia hacia una mujer, 78,8% durante la militancia y 91,6% de estas prácticas se llevaron a cabo por un varón.

Desde Proyecto Generar se pretende visibilizar estas modalidades de violencia y crear espacios de reflexión y debate con miras a erradicar y prevenir la violencia política.

Si querés conocer más sobre esta temática te sugerimos ver la entrevista completa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.