Hace unos meses atrás en todos los medios del mundo se celebraba la liberación de algunas ciudades de Siria por parte del ejército sirio. Pero también anunciábamos el repliegue del Estado Islámico (EI) en otras ciudades importantes, y además predijimos que la ciudad de Alepo iba a ser el nuevo lugar de enfrentamientos. Y así está ocurriendo.

El pasado miércoles 28 de septiembre el secretario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki Moon, se refirió a lo que sucede en dicha ciudad siria: “Es peor que un matadero”, expresó, y agregó que “lo que se está haciendo cada vez que utilizan armamento más destructivo es cada vez peor con la población” tras los últimos sucesos en Alepo.

¿Y el cese de hostilidades?

Hay que recordar que hace dos semanas comenzó un alto el fuego, pero eso parece no haberse respetado y lo que se espera es que recrudezcan los ataques de ambos lados. Sin lugar a dudad, la población civil es la más afectada, ya que no pueden tener acceso a los insumos básicos para vivir. En relación con este tema Ban Ki Moon se manifestó en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

En las últimas horas dos hospitales en Alepo han sido destruidos, así como también fueron objeto de ataques ambulancias y médicos que trabajan en la ciudad. De esta manera, se rompen los códigos de guerra y no hay un límite para atacar en este sucio conflicto que se desató en Alepo. Esta información surge de los datos de Physicians for Humans Rights que se desarrollan en Siria y que siguen de cerca la situación.

Al respecto, las últimas palabras de esta oficina han sido “El mundo les ha abandonado”. Una triste frase, pero real.

Solo resta esperar en las próximas semanas ataques más violentos y réplicas por parte del Estado Islámico aún más mortíferas dentro de Siria y en los países de la coalición que están dentro de esta nación sacudida por el terror y la muerte.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.