Luego de la presentación efectuada por el gobierno argentino, Naciones Unidas reconoció la existencia de una disputa por la soberanía en las Islas Malvinas entre nuestro país y Gran Bretaña, al aceptar el nuevo límite oficial de la Plataforma Continental Argentina, que se extendió a 1.700.000 kilómetros cuadrados, englobados en la nueva demarcación fijada en 2009, entre las 200 millas marinas y el límite exterior. En rigor de verdad, la tarea estuvo a cargo de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC), que reconoció lo señalado en un estudio científico, técnico y jurídico elaborado por la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA) dependiente de Cancillería, que permitió demarcar el límite exterior de la plataforma continental argentina. Esta tarea demandó veinte años, según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.
La presentación argentina tuvo lugar en abril de 2009 e incluyó el límite exterior de la plataforma continental de todo el territorio argentino. Esto implica que comprende el área continental, Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y Antártida Argentina. Es importante destacar que la superficie incorporada representa casi el 48% del territorio emergido de Argentina y que se suman a los casi 4.800.000 kilómetros cuadrados comprendidos entre las líneas de base y las 200 millas marinas.
La canciller Susana Malcorra elogió la tarea de la Comisión, que está conformada por 21 especialistas «de reconocido prestigio y creado por la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar, que adoptó por consenso -es decir sin un solo voto en contra- las recomendaciones sobre la presentación argentina». Al respecto, la funcionaria consideró que «es un logro muy significativo de la política exterior de la Argentina, a través de una verdadera política de Estado», ya que es una presentación efectuada por el gobierno anterior y se continuó la iniciativa. «Es una ocasión histórica y un gran paso en la demarcación del límite exterior de la Argentina y reafirma los derechos de soberanía de nuestro país en una zona política, económica y estratégicamente tan importante como el Atlántico Sur», afirmó la canciller.
Además, el gobierno indicó que esta decisión es un «rotundo éxito» que respalda la postura argentina respecto de la existencia de una controversia entre los dos países, lo que permitirá al país avanzar sobre los proyectos petroleros en alta mar sobre zonas aún no exploradas. Esto posibilitará el incremento de los negocios en materia petrolera, ya que se extiende el espacio de plataforma continental marítima para la Argentina.
El anuncio de esta decisión, tomada a principios de mes, tuvo lugar en el Salón Libertador del Palacio San Martín. En la misma el vicecanciller y titular de COPLA, Carlos Foradori, manifestó que «es algo que ha venido gestándose a lo largo de muchos años, no es un trabajo de un gobierno, sino una política de Estado».
Frida Armas Pfirter, coordinadora general, ofreció un pormenorizado repaso por el trabajo que permitió arribar al nuevo límite de la plataforma continental argentina, «que comprende el lecho y el subsuelo de las áreas submarinas que se extienden más allá del mar territorial y a todo lo largo de la prolongación natural del territorio».
El diplomático Osvaldo Mársico explicó que la prolongación natural del territorio «en el caso de la Argentina, se extiende en algunas zonas hasta las 350 millas». También sostuvo que «es un criterio científico que da seguridad jurídica» y que, de esta forma, Argentina adquiere «derechos exclusivos y excluyentes» en el área, lo que significa que «no se puede explorar ni explotar, sin el consentimiento expreso».
Por su parte, Foradori señaló la importancia de que se reconozca la existencia de una «disputa de soberanía» en torno a los archipiélagos australes. «Como todos sabemos, el Reino Unido no reconoce una disputa de soberanía, y el hecho que Naciones Unidas esté depositando todos estos trabajos realizados para identificar el contorno de la plataforma continental argentina, implica un reconocimiento claro de la disputa de soberanía», indicó el embajador y remarcó que es «un hito más en el reclamo que hacemos» por la soberanía en las islas en las que hay «riquezas allí que ni siquiera todavía conocemos».

La palabra presidencial

Al conocerse la decisión de la comisión de la ONU, el presidente Mauricio Macri utilizó la red Facebook para difundir su opinión. Macri calificó lo sucedido como «una gran noticia para la soberanía argentina» que se reconozca «por parte de la ONU la existencia de una disputa por la soberanía de las Islas Malvinas».
En el escrito titulado «El nuevo mapa de la Argentina», el Jefe de Estado señaló que «hace unas semanas una convención de las Naciones Unidas que se dedica a estudiar los derechos de los países sobre el mar y sus límites aprobó por unanimidad el pedido de la Argentina de extender el límite exterior de nuestra plataforma continental».
«Se trata de un proyecto que lleva casi dos décadas de estudio, fruto del trabajo en equipo de especialistas de diferentes áreas y los distintos gobiernos que continuaron con este reclamo a lo largo de los años, en un verdadero ejemplo de política de Estado», sostuvo el Presidente. Además, el mandatario afirmó que «es una gran noticia para la soberanía argentina: a partir de esta decisión el país ganará 1.700.000 kilómetros cuadrados, metros de profundidad y el reconocimiento por parte de la ONU de la existencia de una disputa por la soberanía de las Islas Malvinas».
Finalmente, indicó que en su administración «estamos muy contentos con esta respuesta favorable de Naciones Unidas y agradecidos con los argentinos que trabajaron para conseguirla. Esta ampliación de los límites de la plataforma de nuestro país nos permitirá defender la riqueza de nuestro mar, propiedad de todos y cada uno de los argentinos».

«Fortalece la posición argentina»

El excanciller y actual presidente del Parlasur, Jorge Taiana, dijo que la decisión de la ONU que permite la ampliación de la plataforma continental argentina «es importantísima en la disputa por la soberanía sobre las Islas Malvinas y sus espacios circundantes».
«Es un elemento fuerte a favor de la posición argentina. Es un día de alegría y orgullo para todos los argentinos», subrayó Taiana y afirmó que «ahora la Argentina tiene derecho soberano sobre el fondo del mar, la explotación hidrocarburífera y sobre la vida animal».
«Es un reconocimiento soberano importantísimo. Según la convención de la ONU sobre Derecho del Mar, Malvinas está dentro del territorio reconocido y pertenecen a la Argentina, con lo cual añadimos o adquirimos un elemento de prueba fundamental, adicional y reconocido por Naciones Unidas» en la cuestión, manifestó el legislador comunitario. «Fue un trabajo larguísimo y muy duro y ahora quedó demostrado que la presentación fue sólida y tenía argumentos», señaló Taiana, quien lideró la presentación del documento con los nuevos límites exteriores ante las Naciones Unidas en el 2009.
«El comité de la ONU reconoció la disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido por la Cuestión Malvinas porque los ingleses protestaron y, sin embargo, se ha ratificado y convalidado el planteo que llevamos con documentación y pruebas científicas», finalizó el extitular del palacio San Martín.