El pasado 4 de octubre se pudo vivir, por segundo domingo consecutivo, una jornada a puro cine argentino recuperado en el marco del ciclo que organiza el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA). Una vez más, tres películas argentinas se pudieron ver en el canal de YouTube del museo con sus respectivas presentaciones a cargo de Fernando Martín Peña. Si te perdiste nuestra cobertura de la primera jornada podés leerla acá.

Hombres a precio

Dirigida por Bernardo Spoliansky, del año 1950. El film se consideraba perdido hasta que una copia con problemas de sonido apareció en la colección del empresario Alberto González, conservada y vuelta accesible por su familia. Gracias a la TV Pública, esos problemas se corrigieron en la copia digital que se exhibió el domingo. Trata sobre un joven periodista con ilusiones de sobra que viaja desde su provincia hasta la capital para trabajar en un importante diario. Rápidamente choca con el sensacionalismo despiadado y el comportamiento corrupto de los medios según los intereses a los que respondan. En una placa inicial, la película indica que su final es abierto porque se dirige directamente a sus espectadores contemporáneos para provocarlos a resolver este conflicto y crear el final. Desde su tiempo hasta hoy parece que nadie tomó la posta de Spoliansky y ese final aún sigue abierto.

Los verdes paraísos

Dirigida por Carlos Hugo Christensen, del año 1947. La copia exhibida fue tomada de los negativos originales, que hoy están perdidos, y pese a su antigüedad se encuentra prácticamente nueva. Fue rescatada en el exterior por la Filmoteca Buenos Aires. Inspirada en el cuento «Su ausencia» de Horacio Quiroga, la película trata sobre un hombre que en un instante pasa de estar cruzando una calle en la ciudad a encontrarse en el medio de una montaña nevada. Absolutamente desconcertado, descubre que ese instante fueron casi seis años de los cuales no recuerda nada, y en ese vacío en su memoria logró transformarse de arquitecto a escritor reconocido en todo el mundo. Este aturdido hombre comienza a sentir que vive una vida robada, una gloria y un amor que no le pertenecen. Esta historia se constituye en un hecho que parece mágico pero que arrastra conflictos humanos interpretados por Guillermo Battaglia y Aída Luz, con una expresión desgarradora.

La terraza

Dirigida por Leopoldo Torre Nilsson, del año 1963. La copia que se pudo ver es excelente y fue extraída de los negativos originales por el Museo del Cine «Pablo Ducrós Hicken». En este film encontramos muchos de los rostros que marcaron nuestro cine, como Graciela Borges, Leonardo Favio, Belita, Héctor Pellegrini, Marcela López Rey, Dora Baret, Fernando Vegal, Norberto Suárez, Enrique Liporace y Susana Brunetti. Los personajes marcan una pequeña lucha entre generaciones marcada por un grupo de jóvenes burgueses atrincherados en una terraza y narrada con una enorme destreza entre las tensiones y los romanticismos.