El comité de la Academia Sueca de Ciencias que otorga la distinción anunció que el Premio Nobel de Medicina de este año tendrá a Harvey Alter, Michael Houghton y Charles Rice como los responsables de recibir el reconocimiento, debido a su labor en el descubrimiento del virus de la hepatitis C.

«Su decisiva contribución a la lucha contra esta hepatitis, un importante problema de salud mundial, que causa cirrosis y cáncer de hígado» fue la explicación del jurado sobre «un logro histórico en nuestra continua lucha contra las infecciones virales», según comentó Gunilla Karlsson Hedestam, integrante de la comitiva que determinó que los estadounidenses Alter y Rice y el británico Houghton se destaquen en 2020 y compartan el millón de euros que entrega la Academia.

En cuanto al trabajo de los especialistas, en 1970 Alter identificó un virus en transfusiones que no eran del tipo A ni B. Luego, en 1989, Houghton y su equipo de investigadores hallaron la secuencia genética y, finalmente, Rice estudió cómo se replicaba la enfermedad, lo que inició el camino para que en 2010 se desarrolle el nuevo tratamiento con sofosbuvir (comercializado actualmente por el laboratorio Gilead bajo el nombre de Sovaldi).

Al respecto de la afección, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que 70 millones de personas padecen hepatitis C y se estima que las muertes anuales rondan las 400.000 (para hacer una rápida comparación, el coronavirus este año ya superó el millón de muertes en todo el mundo).