Desde el 5 de noviembre del 2019, 71 organizaciones de la sociedad civil y académica se aliaron por el lanzamiento de “Compromiso por el Gran Chaco argentino 2030”, un documento que tiene como objetivo hacer un llamado a la acción a todos los sectores para proteger los bosques nativos de la región chaqueña.

Pese a los esfuerzos de los pueblos y la sentencia de la Justicia del Chaco que obliga al Estado provincial a reconocer a la asociación de derecho público no estatal Moqoit, Wichí y Toba (MO.WI.TOB.) como dueña del territorio La Reserva Grande (dentro de El Impenetrable), de más de 300.000 hectáreas, además, declara nulos varios decretos emitidos por el Poder Ejecutivo del Chaco que fragmentaban los territorios. Y obligó desde el 24 de noviembre del 2019 a escriturar dicho territorio a nombre de la MO.WI.TOB., “en una sola parcela indivisible, intransferible y en un único título”. Hoy el Chaco sigue siendo deforestada y su territorio cedido a los cultivos, la ganadería y la tala indiscriminada.

Según Amnistía Internacional, el Gran Chaco es la ecorregión boscosa más extensa de Sudamérica después del Amazonas, ocupa 11 de las 23 provincias de nuestro país y es el soporte vivo de un entramado biológico, social y productivo que genera arraigo en el territorio e identidad propia. A pesar de su gran valor, el Gran Chaco es una de las regiones boscosas más amenazadas del planeta: se encuentra entre los 11 sitios con mayor deforestación del mundo y niveles más altos de degradación. Esta región enfrenta la pérdida sostenida de su patrimonio natural y cultural, principalmente, por el cambio de uso del suelo para producción agropecuaria y forestal y negocios inmobiliarios, causando deforestación, degradación de sus ambientes naturales, desplazamiento y empobrecimiento de las comunidades indígenas, extinción de especies y pérdida del patrimonio cultural.

En Argentina ya perdimos más del 30% de los bosques chaqueños. Entre 2007 y 2017, a pesar de contar con la Ley de Bosques Nativos, desaparecieron cerca de 3 millones de hectáreas en la ecorregión, equivalente a la superficie de Misiones.

¿Qué busca la iniciativa?

Sumar voluntades para trabajar por la conservación y protección de nuestros bosques nativos y salvar a la región chaqueña. A través del documento firmado por dichas organizaciones, se pretende interpelar al Estado, al sector privado y a la sociedad civil a accionar urgentemente para evitar la deforestación y conversión de los ecosistemas naturales y sus graves consecuencias.

Esta iniciativa se suma a los movimientos que se vienen impulsando a nivel local tanto como mundial, por científicos, jóvenes y demás sectores de la sociedad civil con la necesidad de accionar de manera urgente para revertir la crisis ambiental que estamos atravesando.

¿Cómo sumarse?

Podés sumarte y colaborar dejando tu firma en el siguiente link, así como también conocer a las organizaciones que se suman a la iniciativa.

Organizaciones adheridas (en orden alfabético): Aclimatando, Activa el Congreso, Agencia de Cooperación para el Desarrollo (ACERCA), Alquimistas sin fronteras, Amartya, Amnistía Internacional Argentina, Arte y Esperanza, Asociación Amigos de los Parques Nacionales (AAPN), Asociación Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico (CeIBA), Asociación Civil El Cuenco, Asociación Civil Naqom, Asociación Cultural para el Desarrollo Integral (ACDI), Asociación de Prestadores de Turismo Receptivo del Chaco, Asociación para la Conservación y el Estudio de la Naturaleza (ACEN), Aves Argentinas, Banco de Bosques, Causas Comunes, Centro de Ecología y Recursos Naturales Renovables (CERNAR, UNC), Centro de Estudios de la Argentina Rural (CEAR, UNQui), Centro de Estudios Regionales para el Desarrollo de Tarija (CERDET), Círculo de Políticas Ambientales, Club de Roma, Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo Técnicos (CoDeBoNa), Consejo Profesional de Ciencias Forestales del Chaco, Coordinadora Ambiental y de Derechos Humanos de las Sierras Chicas, Ecohouse, Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Flora y Fauna, Foro Ambiental Córdoba, Fridays for Future, Fundación Ambiente y Desarrollo, Fundación Avina, Fundación Biodiversidad, Fundación Caburé-í, Fundación Escolares, Fundación de Historia Natural Félix de Azara, Fundación de la Tierra, Fundación Gran Chaco, Fundación Hábitat y Desarrollo, Fundación para la Conservación y Estudio de la Biodiversidad (CEBio), Fundación Trabajo, Educación, Ambiente (TEA), Fundación Vida Silvestre Argentina, Fundapaz, Gestión ARG, Green Drinks, Grupo Ambiental para el Desarrollo (GADE), Grupo de Estudios Ambientales (GEA), Grupo de Estudios de Mamíferos (GEM, estación biológica Corrientes), Grupo de Estudios sobre Biodiversidad sobre Agroecosistemas (IEGEBA, UBA – CONICET), INCUPO, Instituto de Biología Subtropical (IBS, CONICET), Instituto de Diversidad y Ecología Animal IDEA (UNC, CONICET), Instituto Jane Goodall Argentina, Instituto Mutidisciplinario de Biología Vegetal (IMBIV, CONICET-UNC), Interacción Urbana, Investigaciones Biológicas y Tecnológicas (IIBYT, CONICET y UNC), La vuelta al mundo, Land Matrix, Maestría en Gestión Ambiental del Territorio Urbano (Facultad de Arquitectura y Urbanismo- UNNE), Natura Internacional, Núcleo DiverSus (CONICET-UNC), Plataforma Semiáridos América Latina, Plurales, Polis XXI, Proyecto Quimilero, Proyecto Yaguareté, Red Comunidades Rurales, Red Yaguareté, Redes Chaco, Revolución 21, Vecinos por la Ecología, Wildlife Conservation Society Argentina (WCS Argentina).