Mientras que el Gobierno Nacional decidió congelar el valor de las tarifas de colectivos y trenes por 4 meses, el Ejecutivo porteño, encabezado por Horacio Rodríguez Larreta, aumentó las tarifas de taxis y parquímetros y congeló las del subte y los peajes en las autopistas de la ciudad.

Costo nacional

El ministro de Transporte, Mario Meoni, junto con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anunciaron que se mantendrán fijos el precio del boleto de trenes y colectivos del área metropolitana durante cuatro meses, lapso en que se analizará la estructura de costos en los subsidios para reducir los montos destinados a esos fines. La red de transporte ferroviario y de colectivos del AMBA es utilizada por unos 15 millones de personas. Meoni precisó que se planea «ampliar la SUBE a todo el país» y subrayó que van a «trabajar sobre las distorsiones» existentes y que se busca «no subsidiar a las empresas sino a los pasajeros». «Se acompaña una política del Estado para cuidar al conjunto de la sociedad en un factor clave de la vida cotidiana de las familias que es el transporte público», indicó el ministro y adelantó que «estamos trabajando sobre la base de un costo único de boleto. Vamos a establecer un costo de boleto nacional».

La implementación de una tarifa plana permitirá que «cada municipio y provincia» tenga el derecho «de asumir si cobra por abajo o por arriba» siempre y cuando se hagan, ya que «no debe ser el Estado nacional el que subsidie de manera irresponsable», indicó Meoni.

De esta forma, el precio del boleto mínimo en el área metropolitana en colectivos es de 18 pesos y en ferrocarriles quedan de esta manera: Belgrano Norte en 6,75 pesos; la de las líneas Roca y Belgrano Sur en 7,75; la del ferrocarril Urquiza en 8 y la de las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín en 12,25; mientras que el Tren de la Costa tiene un precio de 21 pesos.

Por medio de un comunicado, el Ministerio informó del mantenimiento de la tarifa social con un descuento del 55% «que se acumulan con los de la RED SUBE (descuentos del 50 y 75 por ciento), también alcanza a los trenes de larga distancia». En esos casos, «el boleto mínimo de colectivo continuará costando 8,10 pesos; y en los trenes metropolitanos, de entre 3,04 y 8,10 pesos, según las líneas».

La tarifa social alcanza a jubilados y pensionados, personal de trabajo doméstico, beneficiarios de las Asignaciones por Hijo y por Embarazo, de los programas Progresar, Argentina Trabaja, Ellas Hacen y del Monotributo Social, Pensiones No Contributivas y excombatientes de la Guerra de Malvinas.

Por su parte, Cafiero no precisó el costo fiscal que tendría esta medida y consideró que es «hipotético» porque «la estructura de costos del transporte está ligado al combustible», cuyo incremento del 5% fue postergado por decisión del presidente Alberto Fernández.

Taxis para arriba, subtes no

El Gobierno porteño anunció una suba del 30% en la tarifa de taxis y un 66 en la ficha de parquímetro, mientras que se congelaron las de subte y peajes. También aumentará un 35% la Verificación Técnica Vehicular (VTV) y el acarreo de vehículos un 66%.

En un comunicado, la administración de Rodríguez Larreta remarcó el freno a los aumentos de subte y peajes. «La tarifa del subte se mantendrá en 19 pesos y es el segundo congelamiento decidido por el Gobierno porteño ya que, en mayo pasado, cuando estaba estipulado que aumente a 21, se frenó la suba», se señala en el texto.

Además, sostuvo que el congelamiento de los peajes «no solo beneficiará los viajes laborales diarios sino también generará un impacto positivo en la movilidad de los turistas que se trasladan por las vacaciones».

El aumento del taxi

En lo que hace al taxi, que tuvo su último incremento en junio de 2019, la bajada de bandera será de 59,50 pesos de día, mientras que la nocturna llega a 67,80. Cada ficha costará 5,95 pesos de día y 6,78 de noche. El argumento del Gobierno de la Ciudad fue que «la actualización de la tarifa de taxis es un pedido de los taxistas con el objetivo de no perder poder adquisitivo» y precisó que, desde junio de 2019, el GNC (el combustible principal que usan los taxis porteños) tuvo un alza del 45%.

Finalmente, el acarreo de vehículos mal estacionados pasará a costar 3.000 pesos de los 1.800 que cuesta hasta el momento y la hora de estacionamiento medido costará 25 pesos contra los 15 actuales. La VTV se incrementará en un 35%, por lo que la revisión de los autos costará 1.840 pesos, mientras que en las motos será de 692 pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.