Si pese al cambio de clima que se avecina te gusta la actividad física, lo recomendable es salir a correr con alguien y sentirse acompañado, esto hará que no suspendas tu entrenamiento debido al frío y mantengas la motivación.
Porque en otoño-invierno los días son más cortos, amanece más tarde y oscurece más temprano, es aconsejable usar ropa fluorescente, reflectante y, de ser necesario, alguna lamparita led para los que corren sin mucha luz del día. Esto se hace para ser bien vistos por los automovilistas.
Cuando hay mucho viento lo mejor es empezar a correr con el viento en contra y terminar con este a favor, en cola, para que no te detenga y choque de frente cuando ya entraste en calor.
Por las bajas temperaturas que solemos tener en invierno (sobre todo por la madrugada y tarde-noche), si podés lo mejor es salir a correr al mediodía o tarde, ya que el clima en general es más agradable. Además, cuando corrés y empezás a moverte, se empieza a activar la circulación y se modifica la temperatura corporal. Cuando termines de correr la temperatura corporal disminuye y lo mejor es que cambies la ropa húmeda por el sudor para evitar resfríos.
Ante el frío es mejor el material sintético, el algodón no es lo más recomendable; usá rompevientos con ventilación para expulsar la transpiración; podés contar con un gorro para proteger las orejas y, si es mucho el frío, ponete guantes; las zapatillas es mejor que sean un modelo de invierno y que te mantenga los pies secos. Si tenés planes para participar en alguna competencia es recomendable que hagas un fondo similar a la carrera un tiempo antes de la misma, debido al descanso.
Cuando uno termina de correr, después de sacarse la ropa húmeda como mencioné antes, es recomendable darse un buen baño y poner las partes más afectadas en agua fría o con hielo. Asimismo, antes de salir a correr es aconsejable que te revises las uñas y que tengan la medida justa, que no estén largas ni cortarlas en exceso, esto va a evitar roces innecesarios.
Las pruebas se realizan en los entrenamientos, no en las competencias. El descanso es muy importante.
Realizá periodicamente controles médicos y llevá un teléfono móvil por cualquier inconveniente que podría suceder.
La hidratación es importante, debés hidratarte días antes del entrenamiento fuerte, previo a salir a correr, durante y después. En cuanto a la alimentación, incorporá hidratos de carbono y es importante consumirlo las noches previas al entrenamiento, se recomiendan pastas y no condimentarlas con salsas muy pesadas.
Finalmente, para evitar irritaciones te recomiendo utilizar vaselina sólida en las partes del cuerpo donde suelen producirse, en general entre los dedos de los pies, en las axilas, entrepierna y en las tetillas.